Nueva huelga de conductores de ambulancias en Reino Unido

Los conductores de ambulancias en Reino Unido realizan este lunes una nueva huelga para pedir aumentos salariales que compensen la elevada inflación en el país, donde continúan multiplicándose los conflictos sociales.

Es la tercera protesta en las últimas cinco semanas para los condcutores de ambulancias, que forman parte de un sistema de salud público británico (NHS).

Las enfermeras ya habían hecho huelga durante dos días la semana pasada, tras una primera movilización inédita en diciembre.

La indignación social está extiende a numerosos sectores en el Reino Unido, donde la inflación se sitúa en el 10,5%, según los últimos datos. El de la salud, golpeado por un subfinanciamiento crónico y falta de personal, es uno de los más afectados.

Otra jornada de protestas ya está prevista para el 6 de febrero, al mismo tiempo que el gobierno se mantiene firme en su voluntad de aprobar una criticada ley sobre los servicios mínimos en varios sectores, como salud o transportes.

El ministro de la Salud, Steve Barclay, consideró "muy decepcionante" la movilización de este lunes y reivindicó las medidas impulsadas para garantizar la seguridad de los pacientes, en un comunicado emitido el domingo por la noche.

"No hubo la mínima propuesta en las últimas cinco semanas", le respondió la secretaria general del sindicato Unite, Sharon Graham.

Las organizaciones sindicales piden que el primer ministro británico, el conservador Rishi Sunak, asuma las riendas de las negociaciones, al considerar que el ministro Barclay no tiene "la autoridad" para alcanzar un acuerdo.

Aunque el responsable de Salud habló de "unas discusiones constructivas" con los sindicatos, estos advirtieron que mantendrán las huelgas hasta que el ejecutivo escuche sus propuestas.

spe/gmo/nth/eb/mar