Huelga por el clima: la protesta global de estudiantes liderada por Greta Thunberg

LA NACION

SIDNEY (AFP).- "No hay planeta B". En distintos idiomas, con diversos fondos -desde una playa paradisíaca en el Pacífico hasta la puerta de Brandemburgo en Berlín-, la frase se repite hoy en los carteles de la huelga global por el cambio climático protagonizada por jóvenes de todo el mundo que faltan a clases para salir a las calles ante el llamado de la activista Greta Thunberg a sumarse a sus "Viernes por el futuro" en una semana clave.

En Australia y la región del Pacífico, por su huso horario, y luego en varias ciudades de Europa, decenas de miles de estudiantes cerraron sus cuadernos para salir a las calles con carteles, pancartas y disfraces para participar de la "huelga escolar por el clima", que busca ser la mayor manifestación desde que comenzaron los "Fridays for Future" ("Viernes por el Futuro"), en la víspera de una Cumbre sobre el Clima en la sede de la ONU, en Nueva York. Justamente en esa ciudad será la protesta principal, donde se espera para esta tarde la participación de más de un millón de jóvenes, encabezados por la joven activista sueca, Greta Thunberg. El estado de Nueva York permite a los alumnos de las escuelas públicas que falten a clases para sumarse a la huelga.

Ya están anunciadas réplicas en más de 5000 ciudades en el mundo.

La campaña "Viernes por el Futuro" busca movilizar niños y jóvenes para que adopten un papel más activo y convenzan a los adultos a tratar la cuestión climática con celeridad y compromiso. Por ello, piden que políticos y empresarios tomen las dramáticas medidas necesarias para detener el calentamiento global, que según científicos deberá conducir a una catástrofe ambiental.

Las protestas de hoy dan el puntapié para una semana de protestas mientras los líderes del mundo se reúnan en Nueva York. Mañana se celebrará una Cumbre de la Juventud sobre el Clima en la ONU, mientras que el lunes el secretario general del organismo, Antonio Guterres, presidirá una reunión de emergencia con los líderes mundiales para pedirles que fortalezcan y amplíen los compromisos adoptados en 2015 en el marco de los Acuerdos de París.

Según las últimas cifras publicadas por la ONU, para tener alguna posibilidad de frenar el calentamiento del planetaen un grado y medio centígrado (+1,5°C) por encima a la temperatura del siglo XIX, el mundo tendría que tener cero emisiones de carbono en 2050.

Thunberg -una adolescente sueca de 16 años que se tornó el emblema de la frustración de una generación ante el tratamiento dado a la cuestión climática- insistió en que hay soluciones que están siendo "ignoradas", y pidió que los más jóvenes tomen la iniciativa.

"Todo cuenta, lo que tú haces cuenta", dijo en un mensaje en video dirigido a sus seguidores.

Las primeras respuestas al llamado de Greta tuvieron lugar las islas de Vanuatu, Salomón y Kiribati, territorios amenazados por el aumento en el nivel de los mares por el cambio climático.

En esas islas, los niños y estudiantes cantaron "¡no nos estamos hundiendo, estamos luchando!".

Poco más tarde se sumaron más de 300.000 niños, padres y activistas se manifestaron en las principales ciudades australianas, el doble que en una jornada similar celebrada en marzo.

En Tokyo, Japón, unas 3000 personas también protestaron de manera pacífica. "¿Qué queremos?, ¡Justicia climática! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ahora!", repetían, mostrando pancartas que decían "No hay planeta B, ¡despierten!".

El efecto Greta luego se trasladó luego hacia las ciudades europeas y esta tarde llegará hasta Nueva York, previo paso por América Latina.

En la Argentina, las principales protestas están convocadas para el próximo viernes 27 de septiembre en todo el país, desde Salta hasta Tierra del Fuego. En tanto para hoy hay una convocatoria en Plaza de Mayo a las 16.30 para rechazar la nueva regulación sobre la importación de residuos.

Fotos: AP, REUTERS; AFP y DPA

Edición fotográfica: Fernanda Corbani