En Huatulco nadie obedeció el cierre porque "no nos consultaron"

·2  min de lectura

HUATULCO, Oax., agosto 17 (EL UNIVERSAL).- Los prestadores de servicios turísticos de la playa La Entrega, en Santa María Huatulco, levantan sus mesas y sillas cuando el reloj marca las cinco de la tarde, pues la nueva ordenanza municipal establece que después de ese horario el lugar debe cerrar completamente.

Ocho horas de apertura al día fue lo que aceptaron los prestadores de servicios turísticos en playas, bahías y ríos, para un aforo de personas de 30%, utilizando el cubrebocas y con sana distancia, además de una ley seca.

Los restaurantes de las bahías más populares, como La Entrega y Santa Cruz, lucen semivacías desde el anuncio del cierre; muchos turistas apresuraron su retiro, otros cancelaron sus reservaciones para las dos próximas semanas. La confusión entre una orden de cierre de la autoridad municipal y la desobediencia de los prestadores de servicio terminó por asustar a los pocos visitantes.

Luis, que prefirió ese nombre para evitar represalias, es dueño de una marisquería en La Crucecita, no forma parte de ninguna asociación de prestadores de servicios oficiales en Santa María Huatulco, no comulga con las políticas de las organizaciones turísticas, pero tampoco es ajeno a las decisiones que se toman en torno a las playas y los restaurantes ligados al giro; por ello, la determinación del cierre drástico y sin consenso previo le molestó.

"Nos agarró por sorpresa, nosotros nos enteramos por las redes de la decisión que tomó el presidente un día antes, ni siquiera nos consultó. Claro que nos molestó, por eso nadie obedeció, creo que desde un principio se podía regular las playas con horarios, los restaurantes con protocolos, como al final lo realizaron. Que me perdonen los demás municipios, pero Huatulco es el principal destino de playa en el estado", comentó.

Imponen toque de queda en Puerto Escondido como medida para evitar contagios de Covid-19

Después de tres días de debate, de que los prestadores de servicio mantuvieran la desobediencia, se acordó una limitada apertura para no asfixiar a los que viven del turismo; ahora, están enfocados en revertir el mensaje del cierre para salvar las vacaciones.

Gustavo Ficachi, presidente de la Asociación de Hoteles de Huatulco, afirmó que los prestadores de servicio se mantienen en la posición de no cerrar, ya que dicen que se quedarán sin trabajo más de 4 mil empleados, sólo en los hoteles.

Además, resaltó que la preocupación y exigencia de los prestadores de servicios es la ampliación de los servicios hospitalarios, ya que siguen dependiendo del Hospital Regional de Pochutla, que da atención a más de 200 mil habitantes de 14 municipios, por lo que considera ridículo que en plena emergencia sólo existan ocho camas para enfermos Covid-19.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.