HRW pide que se retiren cargos contra periodista de EEUU detenido en Birmania

Bangkok, 1 jul (EFE).- La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) exigió este jueves que la justicia de Birmania (Myanmar) retire todos los cargos contra el periodista estadounidense Danny Fenster, detenido desde el pasado 24 de mayo y que tiene previsto comparecer hoy ante el juez.

"La detención del periodista Danny Fenster por la junta de Birmania es intolerable e inaceptable (...). Las autoridades deberían retirar inmediatamente todos los cargos contra Fenster y permitir que abandone el país, si eso es lo que él quiere hacer", afirmó en un comunicado Phil Robertson, subdirector de HRW en Asia.

Robertson aseguró que el periodismo independiente que informa desde el terreno sobre lo que ocurre en Birmania "no debería ser considerado un crimen" y reclamó también la liberación de más de 50 periodistas birmanos que siguen detenidos y que se devuelvan las licencias retiradas a varios medios de comunicación locales.

"La población birmana y la comunidad internacional tienen derecho a saber qué ocurre realmente en Birmania, incluidas las extendidas violaciones de derechos humanos cometidas de manera diaria por el Ejército y la Policía por todo el país, y ninguna censura o persecución a periodistas va a impedir que estas informaciones vean la luz", recalcó Robertson.

Fenster, editor del medio Frontier, tiene previsto comparecer hoy ante un tribunal de Rangún por violar el artículo 505a, que castiga la difusión de información falsa, causar miedo o la incitación a cometer un delito contra un empleado gubernamental.

Este artículo fue introducido por los militares golpistas y ha sido ampliamente usado contra periodistas y activistas desde el golpe de Estado del pasado 1 de febrero.

Fenster fue arrestado cuando se disponía a tomar un avión en el aeropuerto internacional de Rangún.

Otros tres periodistas extranjeros, el estadounidense Nathan Maung, el polaco Robert Bociaga y el japonés Yuki Kitazumi, fueron detenidos anteriormente, pero ya han sido deportados a sus respectivos países.

La junta militar de Birmania informó hoy de que ha liberado a lo largo del país a un total de 2.296 personas detenidas por oponerse al golpe de Estado del 1 de febrero, entre ellos seis periodistas detenidos por cubrir las protestas y el movimiento de desobediencia civil contra la junta militar.

El Ejército birmano justifica el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido liderado por la nobel de la paz Aung San Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que fueron considerados legítimos por los observadores internacionales.

Suu Kyi, junto a otros dirigentes del gobierno derrocado, permanecen detenidos mientras son procesados por múltiples delitos, aunque mantienen su inocencia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.