HRW cuestiona a Panamá por "encubrir" a la Policía tras la detención de un periodista

Agencia EFE
·3  min de lectura

Panamá, 30 oct (EFE).- El director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, dijo este viernes que la detención de un periodista en la tarde de ayer, jueves, cuando cubría una protesta en Ciudad de Panamá fue "arbitraria" y cuestionó al Ministerio de Seguridad por "encubrir" a la Policía.

"La policía panameña detuvo arbitrariamente al periodista Juan Cajar cuando cubría una manifestación, aunque mostró repetidamente su credencial. Lo acusan de "alterar el orden público". ¿Cómo es posible que el @MinSegPma encubra a la policía afirmando que no traía identificación?", escribió en su cuenta de Twitter.

Vivanco declaró a EFE que es "lamentable la reacción inicial de la Policía Nacional y el Ministerio de Seguridad, que en vez de investigar los abusos contra Juan Cajar intentaron encubrirlos diciendo que los policías no sabían que era periodista, cuando hay una multitud de videos y fotos donde Cajar se identifica y muestra su carné de prensa".

"Reconocemos el paso dado el día de hoy por la Policía al pedir disculpas públicas por la detención arbitraria de Cajar. Pero pedir disculpas no es suficiente", añadió.

El Ministerio de Seguridad "debe garantizar que los responsables de estos abusos sean adecuadamente sancionados y suspender inmediatamente el proceso judicial contra Cajar".

Juan Cajar, periodista del rotativo panameño La Estrella de Panamá, el periódico más longevo del país, fue retenido por la Policía Nacional junto con otros cinco manifestantes, cuando se mantenía cubriendo unas protestas universitarias en contra del reciente aprobado Presupuesto General del Estado, en los predios del Parlamento, y traslado a una comisaria para su posterior liberación.

Según un comunicado de la policía panameña, Cajar "estando en la sede policial (...) sacó un carné de prensa que no portaba el momento de la acción policial, no mantenía equipo de filmación o de grabación o algún equipo de aquellos utilizados por los profesionales de la prensa".

Sin embargo, el propio periodista señaló a medios locales momentos antes de su traslado a la comisaria que "simplemente estaba haciendo mi trabajo, enseñé mi carné de periodista de La Estrella de Panamá y ni siquiera me permitieron poder explicar; me tiraron el piso y me echaron gas en la cara".

Durante la aprehensión del periodista, el Secretario de Comunicación de Estado, Fernando Molinos, y el presidente del Grupo GESE Editorial El Siglo y La Estrella, al que pertenece el rotativo, Eduardo Quirós, se personaron en la sede policial.

"Es inaceptable porque la Policía detuvo a un periodista haciendo un trabajo”, afirmó este viernes Cajar a su salida del juzgado, al que fue citado para una audiencia, la cual fue pospuesta para el próximo lunes.

La Policía pidió este viernes disculpas públicas al periodista.

La manifestación, liderada principalmente por grupos universitarios, fue convocada la tarde del pasado jueves en los alrededores del Parlamento para protestar en contra de los recientes recortes a educación y salud en el presupuesto nacional, aprobado por los diputados esta semana.

A pesar de que durante las primeras horas se mantuvo un ambiente pacífico, la protesta acabó con escaramuzas entre los manifestantes y la fuerza de seguridad por supuestamente, según el cuerpo policial, "violar el perímetro de seguridad", "no acatar los mandos verbales", y "lanzar objetos contundentes".

Los disturbios se dan cuando se cumple el primer aniversario de las protestas en Panamá en contra del proceso de reforma constitucional, que acabaron con casi un centenar de detenidos.

La Policía de Panamá ya ha sido cuestionada y denunciada por abusos contra ciudadanos en medio de la pandemia.

(c) Agencia EFE