En Houston, Alberto Fernández prometió una política de Estado para venderle energía al mundo

·4  min de lectura
El presidente Alberto Fernández expuso ante el sector petrolero en Houston
El presidente Alberto Fernández expuso ante el sector petrolero en Houston

NUEVA YORK.- La confianza y la estabilidad son dos recursos escasos en la Argentina. Pero, en tiempos donde falta energía y a la energía le sobra, el Gobierno quiere revertir la historia para conseguir dólares. El presidente Alberto Fernández dijo en un almuerzo con ejecutivos de empresas petroleras en Houston que la energía tiene que ser un “eje central del desarrollo” de la Argentina y les prometió a las empresas una política de Estado a partir del envío de un proyecto de ley al Congreso para alentar inversiones, aumentar la producción de gas natural y, eventualmente, las exportaciones y el ingreso de divisas al país.

“Yo tengo la convicción de que a partir de la cantidad de reservas energéticas que tenemos en la Argentina, tenemos que pensar en el diseño de un país fundado, en una nueva matriz, donde la energía sea el eje central del desarrollo”, dijo Fernández durante el almuerzo en Houston, donde estaban presentes las principales empresas que han invertido en Vaca Muerta.

Luego de volar muy temprano con su comitiva desde Nueva York, tras participar de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Fernández aterrizó en Houston para la última parada de su gira, y dejó el mismo mensaje que hace unos días ofreció el ministro de Economía, Sergio Massa: la Argentina quiere ser un jugador clave en el mercado energético global, convulsionado por la invasión de Rusia a Ucrania, que disparó el precio del gas y el petróleo.

El presidente Alberto Fernández expuso ante el sector petrolero en Houston
El presidente Alberto Fernández expuso ante el sector petrolero en Houston

Fernández dijo que la oportunidad que ofrecían las reservas de la Argentina “tenemos que construirla entre todos” y al hablarle directamente a las empresas, les dijo: “Sé que tenemos una gran oportunidad por delante, y lo que necesito es convencerlo que se asocien a nosotros , que se asocien a la Argentina, que vengan a hacer negocios, a la Argentina, que inviertan y confíen, en la Argentina, porque esto de lo que les estoy hablando, definitivamente, debe ser una política de Estado de la Argentina”.

El Presidente dijo que la red de gasoductos que se está desarrollando permitirá ampliar las exportaciones de gas de Chile a Brasil, pero también hizo hincapié en el futuro: la exportación de Gas Natural Licuado (GNL).

“No es casual que haya estado el ministro de Economía hace unos días atrás; que hoy esté yo y que en unos días venga la secretaria de Energía (Flavia Royón) y el gobernador de Neuquén (Omar Gutiérrez), que es de otro signo político, no es casual”, indicó. “Es lo que estamos viendo, en la Argentina y yo quiero darles tranquilidad. En los próximos días, vamos a estar mandando, desde el gobierno nacional, un proyecto de ley, que de certezas a las inversiones que se destinen a la producción de energía y fundamentalmente a la construcción de plantas de licuación de gas”, anunció.

Al cerrar, el Presidente les pidió a las empresas que confíen: “Yo les pido que confíen y tengan la certeza que vamos a hacer del desarrollo energético la principal política de Estado que la Argentina necesita”.

Luego del almuerzo, Fernández le dijo a los periodistas argentinos que cubrieron su gira que la idea es “fijar un escenario y que no sea alterado” para que las empresas tengan. el horizonte necesario para invertir.

“Es un proyecto que lo que básicamente pretende es fijar un escenario y que no sea alterado. Y por eso necesita de aprobaciones legales y por eso es un proyecto de ley. Y también esa misma lógica se aplica a los que construyan plantas de gas, de licuación de gas, que para nosotros son muy importantes para poder sacar el gas natural y convertirlo en gas licuado y llevarlo a otras regiones del mundo”, indicó.

Y también se refirió al litio: “Ayer hablé de la importancia estratégica del litio. Efectivamente la tiene. Todos los que estuvieron hoy en mi mesa me hablaron de litio y son productores de gas o de petróleo, pero están viendo al litio como una energía importante. Y, por lo tanto, yo creo que tenemos que actuar como país con una lógica común. Por eso hablé de la necesidad de, siguiendo un poco lo que ha hecho Chile, declarar al litio un bien estratégico para el desarrollo de Argentina. Y lo que tenemos que hacer es ver cómo podemos preservar la buena explotación y la buena producción de litio con las provincias. Porque hay que acordarse que por el sistema federal que tenemos los dueños de las reservas mineras son las provincias. Así que eso es lo que ayer quise señalar cuando hablé de la necesidad de advertir lo que estratégicamente significa el litio en un mundo que va a demandar cada vez más litio. Y teniendo en cuenta que tenemos una cuenca muy importante y que además parece estar ampliándose constantemente”.