Menos hospitalizados en Francia pero más pacientes en las ucis y 68 muertos

París, 21 ago (EFE).- El número de hospitalizados por covid en Francia se redujo ligeramente este sábado, mientras al mismo tiempo hubo un pequeño aumento de los pacientes graves que están atendidos en las unidades de cuidados intensivos en una jornada en que se comunicó la muerte de 68 personas.

Las autoridades francesas indicaron que hoy había 10.463 personas internadas por coronavirus, frente a los 10.515 del viernes. Son más que los 10.392 del jueves, en cualquier caso.

A comienzos de semana se había superado el umbral de los 10.000 enfermos en los hospitales, una cifra que no se alcanzaba desde finales de junio. A mediados de julio habían llegado a caer por debajo de los 7.000.

Por lo que respecta a las personas tratadas en las ucis, este sábado eran 2.106, en comparación con las 2.091 del viernes y las 2.054 del jueves.

Las 68 defunciones anunciadas hoy son menos que las 82 de la víspera y también menos que en los dos días anteriores, en que se había superado el centenar. Desde que empezaron los registros en marzo de 2020 ya se llevan contabilizadas más de 113.300 defunciones por el coronavirus en Francia.

En cuanto a la campaña de vacunación, 47.445.380 personas han recibido al menos una inyección (lo que supone un 70,4 % de la población francesa) y de ellas 41.183.852 han finalizado la pauta completa de inmunización (61,1 %).

La situación es muy desigual entre la Francia metropolitana y los departamentos y territorios de ultramar. En Martinica, en Guadalupe o en la Polinesia francesa, la tasa de vacunación con la pauta completa es inferior al 25 %.

Y precisamente allí se están registrando fuertes rebrotes epidémicos, con los hospitales desbordados en las Antillas francesas.

Este sábado se organizaron en toda Francia más de 200 manifestaciones contra el certificado sanitario que es imperativo para poder participar en actividades de vida social tan corrientes como ir a un bar o un restaurante o viajar en un medio de transporte de larga distancia, como un autobús o un tren.

Los manifestantes se quejan, por regla general, de una restricción de sus libertades con una medida que en la práctica es casi una obligación indirecta a vacunarse para poder mantener la vida social.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.