Hospitalizaciones por COVID-19 en EEUU alcanzan récord en medio esfuerzos para redoblar vacunación

Maria Caspani y Peter Szekely
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Un carrito de compras lleno de viales con la etiqueta "COVID-19 - Vacuna contra el coronavirus" y jeringas médicas colocadas en una bandera de EEUU

Por Maria Caspani y Peter Szekely

NUEVA YORK, 6 ene (Reuters) - La cantidad de estadounidenses hospitalizados con COVID-19 el miércoles era mayor que en cualquier otro momento desde que comenzó la pandemia, en momentos en que las infecciones y muertes por coronavirus aumentaron en gran parte del país y la campaña de vacunación se retrasó.

Las hospitalizaciones por COVID-19 en Estados Unidos alcanzaron un récord de 130.834 en la noche del martes, según un recuento de Reuters en base a datos de salud pública, mientras que las 3.684 muertes reportadas fueron la segunda cifra más alta de decesos en un solo día.

El total de casos en el país superará los 21 millones en las próximas horas, mientras aumenta la presión sobre los funcionarios estatales y locales para acelerar la distribución de las dos vacunas autorizadas de Pfizer Inc y su socio BioNTech SE, y de Moderna Inc.

La falta de un plan federal para el paso final de llevar las vacunas a decenas de millones de personas ha dejado a los funcionarios a cargo del esfuerzo monumental, creando un mosaico de diferentes planes en los estados.

Otros 3 millones de dosis fueron enviadas el martes a los estados del país, dijo el secretario de Defensa en funciones, Christopher Miller, lo que eleva el total a más de 19 millones de dosis en 21 días.

Las vacunas autorizadas requieren dos dosis con tres o cuatro semanas de diferencia. Los trabajadores de la salud en varios estados comenzaron esta semana a recibir su segunda dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech, que fue aprobada antes que la de Moderna.

El gobierno federal está considerando reducir a la mitad las dosis de la vacuna de Moderna para liberar el suministro para más vacunas. Pero los científicos de los Institutos Nacionales de Salud y la empresa dijeron que podría llevar dos meses estudiar si las dosis reducidas a la mitad serían efectivas.

(Editado en español por Javier Leira)