Hospitales en Wisconsin y Texas se encuentran bajo presión, mientras casos de COVID-19 suben en EEUU

Por Maria Caspani y Lisa Shumaker
·2  min de lectura

Por Maria Caspani y Lisa Shumaker

NUEVA YORK, 28 oct (Reuters) - El Hospital Universitario de Salud de UW en Madison, Wisconsin, ha estado convirtiendo el espacio disponible en unidades para pacientes con COVID-19, en momentos en que las instalaciones médicas del estado tratan de seguir el ritmo del aumento de nuevas infecciones.

"Hoy en día tenemos más pacientes que nunca", dijo el doctor Jeff Pothof, médico de emergencias de UW Health. "Está poniendo a prueba nuestra capacidad, nuestra mayor preocupación es el personal de la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos)".

Wisconsin, un campo de batalla en las elecciones presidenciales de la próxima semana, es uno de los 36 estados donde las hospitalizaciones por coronavirus están aumentando al menos un 10% en comparación con la semana anterior, según un análisis de Reuters.

"Estamos en otro punto crítico de la respuesta a la pandemia", dijo el almirante Brett Giroir, un asesor del secretario de Salud de Estados Unidos, al programa "Today" de la NBC. "Los casos están aumentando en la mayoría de los estados del país".

Más de 44.000 pacientes con coronavirus en Estados Unidos estaban en hospitales el martes, la cifra más alta desde el 15 de agosto y un 40% más que en octubre. El país reportó más de 74.000 nuevos casos el martes y casi 1.000 nuevas muertes.

El mayor aumento de hospitalizaciones fue en Texas, que registró casi 1.000 nuevas admisiones de COVID-19 el martes en comparación con la semana anterior, un 20% más.

Con un aumento de casos que abruma a los hospitales locales, la ciudad de El Paso ha convertido un centro de convenciones en un hospital para tratar el exceso de casos.

Doce estados establecieron récords de pacientes hospitalizados por COVID-19 el martes: Arkansas, Indiana, Iowa, Kentucky, Minnesota, Nebraska, Nuevo México, Ohio, Dakota del Sur, Virginia Occidental, Wisconsin y Wyoming.

Las hospitalizaciones son una medida clave porque, a diferencia de los recuentos de casos, no dependen del número de pruebas realizadas.

A pesar del empeoramiento de la pandemia y de las críticas de que está priorizando su reelección por encima de la salud de sus partidarios, el presidente Donald Trump siguió adelante el miércoles con mítines masivos en el tramo final de su campaña de reelección.

El número de nuevos casos de COVID-19 en Estados Unidos ha aumentado un 25% en la última semana hasta casi medio millón, mientras que el número de pruebas realizadas aumentó un 6%, según un análisis de Reuters.

(Reporte de Maria Caspani en Nueva York, Lisa Shumaker en Chicago y Doina Chiacu en Washington; Editado en español por Javier López de Lérida)