Los hospitales haitianos siguen recibiendo heridos del terremoto del sábado

Les Cayes (Haití), 20 ago (EFE).- A los hospitales de Les Cayes siguen llegando este viernes nuevos heridos durante el terremoto de magnitud 7,2 que sacudió el país el pasado sábado, mientras que los pacientes más graves se trasladan por decenas cada jornada a Puerto Príncipe vía aérea.

Hasta el momento, las autoridades haitianas han reportado 2.200 fallecidos y unos 12.000 heridos, cifras que se irán incrementando con el paso de los días, ya que aún hay muchos desaparecidos, aunque se van reduciendo las posibilidades de hallar a personas con vida bajo los escombros.

BUSCAR SUPERVIVIENTES

Profesionales de emergencias de distintos países se han ido desplazando hasta el país para participar en estas labores en las áreas más afectadas por el terremoto, aunque según indicó a Efe el doctor Ronal Laroche, una persona no logra vivir más de cinco días, por lo general, sepultado por un derrumbe.

El médico, responsable de la cadena de hospitales DASH, hay tres factores que inciden en las posibilidades de superviviencia superado este tiempo: El estado general de la víctima antes del terremoto (diabetes, hipertensión arterial, asma, etc.); el tipo de lesiones que haya sufrido en el seísmo y las condiciones ambientales.

Por su parte, el responsable de Protección Civil de Les Cayes, Guillaume Sylvera, señaló a Efe que, aunque en jornadas anteriores la institución ha llevado a cabo a cabo operaciones de rescate en lugares como Maniche o Camp Perrin, hoy ya no se están buscando víctimas de derrumbes en la zona.

LESIONES "EN DIFERIDO" Y TRASLADOS

En el Hospital Ofatma des Cayes, los pacientes reciben atención en los corredores que dan a un patio central donde hay una carpa y varias tiendas de campaña instaladas para incrementar la capacidad de las instalaciones y dar atención a nuevos pacientes, algunos de ellos con fuertes dolores.

Un tablón con unos cojines y una colcha sirve de camilla para un traslado doméstico en camioneta hasta la puerta del centro cuando el paciente no puede moverse, aunque incluso hay pacientes que entran por su propio pie, aunque con algo de ayuda.

Es el caso de Louisène Chery, que ha resultado herido a causa del terremoto, pero en diferido.

Según señaló a Efe tras un reconocimiento médico preliminar, siente un gran dolor en su costado izquierdo porque le han caído varios bloques de hormigón encima al despegar una mesa de una pared.

"Todos los bloques de hormigón caen sobre mí, intento esquivarlos, pero no puedo", relata con esfuerzo, según se percibe en su voz.

"Ahora no sé qué está pasando. A veces me siento mejor pero al momento siento que estoy perdiendo todas mis costillas".

En las mismas instalaciones se encuentra Marc Elie Vital, que a causa de un accidente de moto en el que se fracturó el pie izquierdo estaba ingresado en un hospital de Bonne Fin, cerca de Nippes, cuando se produjo el seísmo, narró a Efe el herido.

"Cuando pasó el terremoto, yo estaba en la habitación del hospital, que tembló. Mi pie, que había empezado a curarse, se volvió a romper. Por eso he vuelto aquí. Sigo sin encontrar la atención que necesita mi caso", se lamenta.

Algunos pacientes que el día de la catástrofe fueron trasladados hasta la capital para someterlos a cirugías complejas han vuelto a Les Cayes para el postoperatorio, como Lucenne Cherie, que se recupera de una rotura de pierna.

Cuando tembló la tierra estaba en el patio de su casa e, inmediatamente, trato de salir, pero la estructura se le vino encima "sentí que algo me agarraba y me golpeaba", pero a pesar de estar herido, "pude encontrar un pequeño espacio, corrí y salí". Pero entonces, "una pieza suelta de una casa cayó y me rompió el pie", explicó.

"De sábado a lunes estuve aquí (en el Hospital Ofatma). El martes me trasladaron a Puerto Príncipe, allí me operaron ayer", apuntó.

LUGARES REMOTOS

También están llegando a los hospitales personas que por vivir en lugares remotos y de difícil acceso no habían recibido atención sanitaria, y que presentan importantes infecciones, al no haber tratado sus heridas.

Un pequeño helicóptero con personal sanitario de la organización Medical Corp se desplaza a áreas montañosas con frondosa vegetación para dar con la localización exacta de los heridos a lo que proporciona primeros auxilios mientras otro aparato de mayores dimensiones del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos llega a recogerlos para llevarlos a un hospital.

El terremoto del pasado sábado afectó sobre todo a la región suroeste del país caribeño y es ya uno de los más letales de la historia reciente de Latinoamérica.

Haití sufrió otro devastador sismo en enero de 2010 que dejó unos 300.000 fallecidos y 1,5 millones de damnificados.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.