Los hospitales de Florida ahora le preguntarán por su estatus migratorio. ¿Qué debe saber al respecto?

Los hospitales hacen muchas preguntas personales a los pacientes. ¿Historial médico? ¿Medicamentos? ¿Problemas preexistentes? ¿Fuma, bebe o consume drogas?

A partir del sábado, tendrá que responder a una pregunta más: ¿cuál es su situación migratoria?

Los hospitales en la Florida que aceptan Medicaid estarán obligados a preguntar a los pacientes al respecto, aunque una persona puede negarse a responder. La medida es solo una de muchas en un nuevo proyecto de ley, SB 1718, aprobado por la Legislatura de la Florida y firmado por el gobernador Ron DeSantis en mayo para tomar medidas enérgicas contra el flujo de la inmigración ilegal en el estado.

La nueva ley no se aplica a otros proveedores de atención médica, incluidos los consultorios médicos y los centros de salud comunitarios.

Esto es lo que la nueva ley significará para su atención hospitalaria:

¿Cómo pedirán los hospitales en la Florida el estado de inmigración?

Los hospitales que acepten Medicaid tendrán que incluir una pregunta en sus formularios de admisión y registro para saber si un paciente se encuentra legalmente en Estados Unidos o no. La pregunta se hará a los pacientes que acudan al servicio de urgencias o sean hospitalizados.

En Memorial Regional Hospital, uno de los sistemas hospitalarios públicos de Broward, por ejemplo, los pacientes elegirán entre las siguientes opciones: Ciudadano estadounidense, Residente legal, Estudiante extranjero, Visitante extranjero, Indocumentado, Otro/Desconocido, Paciente declinó contestar.

¿Afectará su respuesta a la atención de la salud? ¿Podrían deportarle?

El proyecto de ley establece que los hospitales estarán obligados a incluir una declaración en los formularios notificando a los pacientes que su respuesta a la pregunta no afectará a su atención ni dará lugar a un informe sobre el estatus migratorio del paciente a las autoridades de inmigración. Quienes se oponen al proyecto de ley dijeron que la pregunta sobre inmigración asustará a algunas personas y hará que dejen de buscar atención médica.

La Agencia de la Florida para la Administración del Cuidado de la Salud (AHCA), que supervisa los hospitales en la Florida, le dijo en un correo electrónico al Miami Herald que estaba “en el proceso de aplicación de esta legislación y trabajará con los hospitales para asegurarse de que tienen la información que necesitan para cumplir con la nueva ley antes de la fecha de entrada en vigor”. La agencia, junto con el senador estatal Blaise Ingoglia, republicano de Spring Hill, quien patrocinó el proyecto de ley, no respondió a las preguntas de Miami Herald sobre el proyecto de ley.

¿A qué hospitales afecta la ley?

Cualquier hospital de la Florida que acepte Medicaid estará obligado a cumplir la nueva ley. La lista de hospitales del sur de la Florida incluye:

En Miami-Dade Jackson Health System, el sistema hospitalario público de Miami-Dade; Baptist Health SouthFlorida; University of Miami Health System, también conocido como UHealth; Mount Sinai Medical Center; HCA Florida Mercy Hospital; HCA Florida Kendall Hospital; y al Hospital Infantil Nicklaus.

En Broward: Cleveland Clinic Florida; Holy Cross Health y otros hospitales de la Archidiócesis de Miami; Broward Health Medical Center y Memorial Regional Hospital, los dos sistemas hospitalarios públicos en Broward; y el Hospital Infantil Joe DiMaggio, que forma parte de Memorial Healthcare System (MHS).

Y ¿si la consulta de su médico está en un hospital? ¿Qué ocurre con los servicios de urgencias y las clínicas?

La ley solo obliga a los hospitales a preguntar a los pacientes sobre su situación migratoria. La ley no aplica para los médicos que tienen su propia práctica, incluidos los que alquilan espacio de oficina en el campus de un hospital, de acuerdo con la Asociación de Centros Comunitarios de Salud de la Florida (FACHC).

La ley no se aplica a otros proveedores de atención de la salud, incluidos los centros de atención urgente, los centros de salud comunitarios, los centros de salud contra el embarazo, las clínicas abortistas y las farmacias minoristas como CVS Health y Walgreens.

¿Qué se hará con esta información?

Según la nueva ley, los hospitales de la Florida que acepten Medicaid tendrán que presentarle un informe trimestral a AHCA de la Florida, la agencia que supervisa los hospitales del estado. De acuerdo con la nueva ley, este informe debe incluir el número de ingresos hospitalarios y de visitas a urgencias del hospital, junto con cuántas de estas visitas fueron hechas por ciudadanos estadounidenses o personas que se encuentran legalmente en el país, pacientes indocumentados y pacientes que se negaron a contestar.

A continuación, la agencia tendrá que presentarle un informe similar cada año al gobernador, al presidente del Senado y al presidente de la Cámara de Representantes, junto con información sobre cuánto cuesta dar asistencia de salud a pacientes indocumentados, incluido el “impacto de la atención no compensada en el coste o la capacidad de los hospitales para prestar servicios al público, las necesidades de financiación de los hospitales y otra información relacionada”, establece la ley.

La ley también le otorga a la agencia la autoridad para adoptar normas relativas a la información que se incluirá en los informes trimestrales y los “formatos aceptables para que los hospitales los usen al solicitar información” sobre la situación migratoria de un paciente. La ley señala que las “reglas no pueden requerirle la divulgación de nombres de pacientes o cualquier otra información de identificación personal a la agencia”.

¿Qué dicen los hospitales del sur de la Florida?

Cuatro grupos hospitalarios de Miami-Dade y Broward respondieron:

Jackson Health System dijo que la nueva ley no tendrá “casi ningún impacto” en sus servicios o pacientes. “Hemos pedido constantemente a los pacientes que revelen voluntariamente su estatus migratorio tanto para fines de seguimiento demográfico como, en algunos casos, para ayudar a identificar fuentes de asistencia financiera”, dijo el hospital en un comunicado enviado por correo electrónico. “El único cambio significativo bajo esta ley es que Jackson estará obligado a informar trimestralmente a los reguladores el número de pacientes indocumentados que tratamos y el costo de su atención. Nada en esta ley cambiaría nada sobre los derechos de privacidad de los pacientes individuales, que protegen estrictamente su información personal. En consonancia con nuestra misión histórica, estamos orgullosos de seguir proporcionando atención de alta calidad a cada habitante de Miami-Dade, independientemente de su estatus”.

HCA Florida Healthcare, que tiene hospitales en todo el estado, incluidos Mercy Hospital de Miami y Kendall Hospital, dijo que su “prioridad es proporcionar una atención excepcional y compasiva a todos nuestros pacientes” y que “cada vez que cambia el panorama legal, legislativo o reglamentario, nuestra responsabilidad es estar en conformidad con las leyes y reglamentos estatales y federales aplicables”.

Memorial Healthcare System indicó que “sigue atendiendo a todas las personas que buscan atención médica en nuestras instalaciones. La seguridad y el bienestar de nuestros pacientes y personal es nuestra prioridad número uno. De acuerdo con la nueva ley del estado de la Florida, a partir del 1 de julio de 2023, a los pacientes que ingresen en nuestros hospitales o se presenten en nuestras salas de emergencias se les preguntará sobre su situación legal y el sistema presentará toda la documentación pertinente ante la Agencia de Administración de Atención Médica (ACHA), tal como establece la ley. Como siempre, seguiremos atendiendo a los pacientes y cumpliendo nuestras leyes estatales y federales”.

Broward Health dijo que cumplirá con la nueva ley e “incluirá una pregunta sobre el estatus de ciudadanía/inmigración para todos los pacientes del departamento de emergencias y del hospital. [...] Informaremos cómo responden los pacientes a esa pregunta, no quién la responde, lo que también cumple con la ley”, se lee en el comunicado del hospital. “Como siempre, damos la bienvenida a todos los pacientes y esperamos seguir proporcionándole atención a nuestra comunidad”.