Hospital de Fort Lauderdale cierra temporalmente sala de maternidad por falta de personal debido al COVID

·1  min de lectura

El hospital Holy Cross Health de Fort Lauderdale ha cerrado temporalmente su sala de maternidad debido a la escasez de personal debido al COVID.

“Debido al nuevo brote de COVID-19, Holy Cross Health ha alcanzado niveles críticos de personal en trabajo de parto. En el mejor interés de la seguridad del paciente, la unidad de parto y nacimiento estará cerrada hasta nuevo aviso”, escribió el hospital el lunes en un correo electrónico al Miami Herald.

“La gente está enferma debido al aumento de los casos de COVID”, dijo la portavoz de Holy Cross Christine Walker a NBC6.

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y los departamentos de posparto siguen abiertos.

El cierre temporal de la unidad de recién nacidos del hospital ocurre en momentos que la Florida sigue registrando un número récord de casos, probablemente impulsados por la variante ómicron, más contagiosa, que es ahora la cepa dominante en Estados Unidos.

En los condados Miami-Dade y Broward ha habido largas filas durante varios días y muchos han tenido que esperar horas para hacerse la prueba. La alta demanda también ha llevado a algunos minoristas a establecer límites de compra en la cantidad de kit de pruebas para hacerse en casa.

Holy Cross Health, al igual que otros hospitales del sur de la Florida, también anunció restricciones de visitas el mes pasado. A partir del 30 de diciembre, el hospital ya no aceptaba visitas, excepto en casos puntuales en la unidad de maternidad y para los pacientes terminales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.