Horror en el zoológico de Luján: “Cuando nacían los cachorros de tigre y leones nos daban la orden de matarlos”

·3  min de lectura
Christopher Rodríguez, el exempleado que denunció al zoológico de Luján
Telefé

Un informe de Telefe Noticias reveló la escalofriante denuncia que un exempleado del Zoológico de Luján hizo contra los dueños del parque, a quienes acusó de obligarlo a asesinar cachorros de tigre y de león. “Cuando nacían, nos daban la orden de matarlos”, aseguró el joven Christopher Rodríguez. El hecho es investigado por una fiscalía de Luján y activistas reclaman por el cierre definitivo del establecimiento.

“Los felinos estaban apretados, en un solo lugar. Las jaulas, en malas condiciones y con mucha sobrepoblación y [a los trabajadores] les dijeron: tienen que separar a los machos de las hembras y no pueden tener más reproducciones”, relató el exempleado y agregó: “Ellos nunca les hicieron caso. Dijeron que les daban anticonceptivos y todas esas cosas, pero jamás les hicieron eso”.

Frente a este escenario afirmó que los dueños del zoológico le encargaron a él y a otros compañeros asesinar a los cachorros que continuaban naciendo a pesar de sus indicaciones. “Qué pasa, cuando nacían los cachorros nos daban la orden de matarlos. Me mandaban a matar a los cachorros de felinos, de tigres y leoncitos. Teníamos la orden de que si había una reproducción, el primero que lo viera tenía que matarlo”, relató Rodríguez y agregó: “Es horrible porque lo terminaban ahogando en un balde con agua, o lo agarraban del cuello y lo asfixiaban, o con una cuchilla lo degollaban”.

Sobre el método mediante el cual se separaba a las crías de sus madres, detalló: “Nosotros, el personal de Zoo Luján, les sacábamos los cachorritos recién nacidos. Agarrábamos en una pieza, donde encerrábamos a los animales, cruzábamos de jaula a las madres con un pedazo de comida y cerrábamos para dejar solos a los cachorros. Ahí entrábamos y nos los llevábamos”.

Luego de trabajar 10 años en el parque, Rodríguez fue despedido por manifestarse en contra de seguir adelante con las prácticas. Recientemente, presentó la denuncia contra el Zoológico de Luján, que tramita en la UFI 10 de esta ciudad.

“El denunciante se vio obligado a propiciar la matanza de crías de tigres y leones, utilizando los medios más crueles y desalmados imaginables (asfixia, degüelle, ahogamiento en agua o propiciar golpes y cortes mortales), aduciendo a la restricción impuesta por Fauna, debido a la superpoblación, y al mal estado de las jaulas y espacios compartidos, acciones con las que no estaba de acuerdo por ser crueles y ajenas a mis principios y además consideradas delitos graves”, señala el planteo al que accedió Elcivismo y agrega: “Al manifestarle tal circunstancia a mi empleador, Jorge Alberto Semino -dueño del establecimiento- tomó una postura iracunda, agresiva, comenzó con amenazas a quien suscribe y familiares directos”, hasta que finalmente lo echó.

Según consignó el citado medio, el expediente incluye fotografías y videos aportados por Rodríguez que apoyan la denuncia y can cuenta de otra de las tareas que debía realizar: descuartizar caballos y vacas para que sirvieran de alimento de los felinos.

Activistas piden el cierre del Zoo

En este contexto y tras múltiples denuncias por maltrato animal a lo largo de los años, activistas juntan firmas para exigir el cierre definitivo del zoológico de Luján. Para ello, lanzaron una campaña a través de Internet que ya cuenta con más de 500.000 suscriptores.

Queremos que #CierrenZooLuján. El encierro de animales para ser exhibidos y observados, es habitual en los zoológicos y una de las tantas formas de sometimiento y opresión que padecen. No naturalicemos el sufrimiento animal. Estas prácticas arcaicas deber ser erradicadas”, sostiene el petitorio publicado en la página de la organización Change.

También denuncia que “los visitantes y turistas [del zoológico] pueden interactuar con los animales, a pesar de estar prohibido por ley. Pero esto nunca se cumplió. Pedimos a las autoridades que se hagan cargo y se responsabilicen. ¿O estarán esperando que ocurra una desgracia?” y agrega: “Los animales duermen durante el horario de visita más de 8 horas! Eso no es normal! Es un secreto a voces que los animales están dopados. Exigimos que se investigue lo que ocurre en ese zoológico, que cierren el zoo y reubiquen a los animales en santuarios”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.