Horror en Corrientes: estaban por velar a una mujer de 91 años cuando se dieron cuenta de que estaba viva

·2  min de lectura
La mujer fue dada por muerta en la Clínica Sagrado Corazón de Corrientes
La mujer fue dada por muerta en la Clínica Sagrado Corazón de Corrientes - Créditos: @Google Maps

Una mujer de 91 años que en la madrugada del domingo fue dada por muerta en una clínica de Corrientes capital, cuando estaba a punto de ser velada el personal de la funeraria se dio cuenta de que aún tenía signos vitales. El llamativo hecho determinó que fuera internada nuevamente en el hospital, aunque murió a las horas.

Fue el personal de la funeraria De Bonnis, de calle La Rioja al 500, que recibió el cuerpo de la mujer junto con el debido certificado de defunción de la clínica Sagrado Corazón, donde había estado internada hasta su fallecimiento.

La muerte había sido determinada a las 5.30 de la mañana del domingo, por lo que cuando el personal de la funeraria se disponía a preparar el cuerpo para que su familia le dé el último adiós, los empleados notaron que ella aún estaba viva. Así fue asistida por una ambulancia e internada de urgencia nuevamente en la clínica Sagrado Corazón, informó el diario La República.

La señora estuvo entonces en el área de terapia intensiva con respiración asistida hasta que en horas de la tarde, cerca de las 16, finalmente murió, deceso que fue confirmado por un médico forense.

Una sobrina de la mujer, María del Carmen Meza de Pavón, dijo a Radio Sudamericana que su tía “era una mujer muy sana, entrada en edad, pero activa para la edad que tenía” y prefirió no apuntar contra el personal médico. Además, dijo que la hija de su tía “no quiso realizar una denuncia” por el hecho porque “ella solamente quería que la madre estuviera bien”.

Por su parte, desde la casa velatoria, dijeron a Radio Continental Corrientes que nunca había ocurrido una situación semejante. “Sus ojos empezaron a recuperar brillo y ella a respirar. Nosotros siempre retiramos el cuerpo con un certificado médico de defunción, sin ese documento no tocamos el cuerpo”, detalló la gerente Sonia Sabino, gerente de la empresa funeraria De Bonis que hace 50 años brinda ese servicio.