Hornea una Rosca de Reyes hecha con roles de canela

CIUDAD DE MÉXICO, enero 2 (EL UNIVERSAL).- Llegó el 2023 y sabemos que después de una temporada de mucha comida y bebida deliciosa, tal vez estás buscando mejorar tu alimentación, pero esto no se acaba hasta partir la rosca.

La Rosca de Reyes no solo es un pan tradicional que representa la corona de los tres reyes magos, personajes a los que la tradición adjudica la entrega de obsequios a los niños durante la víspera, en México también significa el cierre del maratón Guadalupe-Reyes y es por ello que no puede saltarte esta tradición.

La versión más conocida de la Rosca de Reyes es aquella con un pan con sabor a mantequilla y un poco de azahar, adornada con tiras de ate de frutas, naranja e higos cristalizados, cerezas en almíbar, y con una costra de concha, elaborada con azúcar glass y manteca.

Si este año quieres partir una rosca diferente, te compartimos la receta para que hagas una rosca de roles de canela que te hará salivar. Eso sí, no te salvarás de pagar los tamales si te sale el muñequito.

Rosca de roles de canela

Ingredientes:

7 gramos de levadura seca

1 taza de leche tibia

1/2 taza de azúcar

1/3 taza de mantequilla derretida

2 huevos grandes

1 cucharadita de sal

4 tazas de harina de trigo

Para el relleno:

3/4 taza de azúcar

2 cucharadas de canela molida

1/4 taza de mantequilla derretida

Para el glaseado:

1/2 taza de mantequilla a temperatura ambiente

1/4 taza de queso crema a temperatura ambiente

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

1/8 cucharadita de sal

1 1/2 tazas de azúcar glass

Procedimientos:

Disolver la levadura en leche tibia. En otro tazón, combinar el azúcar, la mantequilla, los huevos, la sal, la mezcla de levadura y 2 tazas de harina; batir a velocidad media hasta que quede suave. Agregar la harina restante para formar una masa suave (la masa estará pegajosa).

Colocar la masa sobre una superficie enharinada; amasar hasta que esté suave y elástica, 6-8 minutos. Colocar en un tazón engrasado, cubrir y dejar fermentar en un lugar cálido hasta que se duplique, aproximadamente 1 hora.

Mezclar el azúcar y la canela. Ponchar la masa y dividir por la mitad. En una superficie ligeramente enharinada extender una mitad de la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo.

Pincelar con mantequilla y espolvorear con la mitad de la mezcla de azúcar sin llegar a los bordes. Enrollar y cortar en rebanadas de 4 cm de grosor.

Repetir con el resto de la masa y el relleno. Colocar cada rollo en un molde de rosca engrasado, dejando un ligero espacio entre cada uno. En caso de querer, esconder los muñecos para roscas horneables dentro de los rollos. Cubrir con un paño de cocina. Dejar fermentar en un lugar cálido hasta que se duplique, aproximadamente 1 hora. Precalentar el horno a 350.

Hornear hasta que estén dorados, 20-25 minutos. Retirar del horno, desmoldar y dejar enfriar.

Para el glaseado, batir la mantequilla, el queso crema, la vainilla y la sal hasta que se mezclen, añadir poco a poco el azúcar glass. Untar sobre la rosca de roles y servir.