“Nuevos horizontes” en su punto de mira: el director del Festival de Cine de Miami se retira después de 12 años

·4  min de lectura

Después de 12 años, Jaie Laplante, director ejecutivo del Festival de Cine de Miami, dejará su cargo a finales de este mes, según declaraciones al Miami Herald.

Aunque la decisión fue difícil de tomar, Laplante dijo que “es hora de pasarle la batuta a alguien más”. Laplante dijo que se va para “explorar nuevos horizontes”, aunque todavía no está preparado para anunciar sus planes.

“Creo que hemos logrado mucho, y hemos hecho grandes avances en el apoyo a los cineastas de Miami y de todo el mundo”, dijo Laplante. “Ha sido realmente la mejor experiencia de mi vida”.

El Miami Dade College (MDC), que produce el festival, hará una búsqueda a nivel nacional para encontrar al nuevo director ejecutivo en junio, después que Laplante deje el cargo el 31 de mayo, dijo el director de Comunicaciones del MDC, Juan Mendieta.

“Es un evento cultural emblemático para el sur de la Florida, por lo que es importante que tengamos a un buen director para guiar este festival en el futuro”, dijo Mendieta.

El director del festival, Jaie Laplante, a la izquierda, posa con el icono de la música, el español Raphael, quien protagoniza la película 'Mi gran noche', del director Álex de la Iglesia, durante la inauguración del 33º International Miami Film Festival en Olympia Theater en Miami, el viernes 4 de marzo de 2016.
El director del festival, Jaie Laplante, a la izquierda, posa con el icono de la música, el español Raphael, quien protagoniza la película 'Mi gran noche', del director Álex de la Iglesia, durante la inauguración del 33º International Miami Film Festival en Olympia Theater en Miami, el viernes 4 de marzo de 2016.

Originario de Alberta, Canadá, Laplante llegó a Miami para trabajar en Miami Gay and Lesbian Film Festival en 2001. Más tarde trabajó en Miami Short Film Festival y en South Beach Wine and Food Festival antes de ocupar el puesto de director ejecutivo del Festival de Cine de Miami en 2010.

Durante su período, Laplante se centró en la presentación de cineastas locales de Miami junto con películas internacionales en el festival. Sus colegas alabaron su dedicación a apoyar a los cineastas locales y las películas de Miami con su liderazgo y programación.

“Uno de los mayores logros de Jaie ha sido integrarlos en el tejido del festival, no convertirlos en un lateral”, dijo René Rodríguez, gerente de Bill Cosford Cinema y antiguo crítico de cine de Herald. Rodríguez, quien conoció a Laplante en Gay and Lesbian Film Festival hace décadas, dijo que la experiencia de Laplante en otros festivales lo preparó bien para el difícil puesto de director ejecutivo.

“Cada trabajo que tuvo lo llevó a este, y creo que por eso ha tenido tanto éxito en el Festival de Cine de Miami”, dijo.

El cineasta Kareem Tabsch, cofundador de la organización sin ánimo de lucro O Cinema, concordó. El próximo director tiene mucho por hacer para estar a su altura, dijo.

“Su período en el festival estuvo marcado por el amor a la ciudad y al cine y por la unión de ambas cosas”, dijo Tabsch.

El director ejecutivo de International Miami Film Festival, Jaie Laplante, posa para la foto con el cartel después de la presentación de la 30ª edición del festival en 2013, en la Torre de la Libertad de Miami el martes 29 de enero de 2013. El Festival presentó más de 117 películas y 12 cortometrajes de 41 países durante los 10 días de duración del evento, que se celebró del 1 al 10 de marzo de 2013.
El director ejecutivo de International Miami Film Festival, Jaie Laplante, posa para la foto con el cartel después de la presentación de la 30ª edición del festival en 2013, en la Torre de la Libertad de Miami el martes 29 de enero de 2013. El Festival presentó más de 117 películas y 12 cortometrajes de 41 países durante los 10 días de duración del evento, que se celebró del 1 al 10 de marzo de 2013.

El amor de Laplante por el cine surgió cuando tenía 11 años. En lugar de ver la última película de animación de Disney, su tía lo llevó a ver un drama protagonizado por Elizabeth Taylor.

Su fascinación por el cine lo llevó a seguir una carrera poco convencional. A principios de la década de 1980, con 14 años, Laplante devoraba el cine y leía religiosamente las críticas cinematográficas. Un crítico local le llamó la atención porque Laplante pensaba que solía equivocarse.

Le envió una carta al editor, quejándose del crítico. Cuando el director llamó a Laplante, le hizo una oferta: el crítico iba a dejar el periódico, así que le preguntó a Laplante si quería ser su sustituto.

Laplante tenía una voz grave por teléfono, por lo que el editor no sabía que le estaba ofreciendo una columna en el periódico a un adolescente. No fue sino hasta unas cuantas columnas publicadas más tarde, cuando Laplante fue a la oficina a recoger su cheque, que el personal del periódico se dio cuenta de su edad.

Después de estudiar Cine y trabajar en Toronto y Los Ángeles, acabó aterrizando en Miami, una ciudad de la que se enamoró. En aquella época, Miami era más bien un lugar en donde los famosos de Hollywood compraban casas de vacaciones o rodaban superproducciones. Desde entonces, surgió una floreciente comunidad de cineastas nacidos en Miami, y el Festival de Cine de Miami estuvo ahí para darles una plataforma.

En 2018, después que Moonlight, de Barry Jenkins, ganara el Oscar a la mejor película, Laplante notó una importante inyección de confianza entre los cineastas de Miami. Propuso la creación del Premio Knight Made in MIA para mantener el impulso y apoyar aún más el talento local.

Aunque está entusiasmado con la escena cinematográfica de Miami, Laplante está preocupado por su futuro. Dice que especialmente le preocupa que el aumento del costo de la vida expulse a los artistas locales que organizaciones como el Festival de Cine de Miami se esforzaron tanto en cultivar. Recuerda haber hablado con cineastas que tuvieron que abandonar sus apartamentos cuando le subieron el alquiler al doble de un día para otro.

“Ese es el próximo reto”, dijo. “Tenemos que encontrar la manera de mantener a nuestros artistas fuertes, conectados y apoyados aquí en Miami”.

Independientemente de los retos que se avecinan, Laplante dijo que espera apoyar al festival y al nuevo director.

“Mi amor por el festival es tan fuerte y mi amor por Miami es tan fuerte, que realmente no me despido”, dijo. “Estaré conectado de por vida”.

Esta historia fue producida con el apoyo financiero de The Pérez Family Foundation, en asociación con Journalism Funding Partners, como parte de un programa de becas de periodismo independiente. Miami Herald mantiene el pleno control editorial de este trabajo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.