La horca más cerca para los condenados por la violación que conmocionó India

Agencia EFE

Nueva Delhi, 18 dic (EFE).- El Tribunal Supremo de la India rechazó este miércoles el último recurso de uno de los cuatro condenados a muerte por la violación y asesinato en grupo de una joven en Nueva Delhi en 2012, en un caso que conmocionó al país, tras haber negado peticiones similares de los otros tres culpables.

La decisión del máximo órgano judicial de la India supone un avance hacia la aplicación de la pena capital a los condenados por la violación de la joven Jyoti Singh, en consonancia con la sentencia de 2017 del propio Supremo.

A.P. Singh, abogado del condenado Akshay Kumar, denunció ante los medios a la salida de la corte la "presión mediática" para aplicar la pena rápidamente a los cuatro acusados, a pesar de que en el sistema carcelario indio hay otros reos que esperan la pena de muerte "y no se habla de ejecutarles".

El abogado ha anunciado su intención de pedir clemencia al Presidente indio, Ram Nath Kovind.

"La sala nos ha informado de que no habrá una orden de ejecución hasta que tengamos tiempo de presentar la petición de clemencia. La ley nos da siete días", dijo.

La madre de la joven, Asha Devi, se mostró contenta por la decisión del Supremo, pero recordó que no estará completamente satisfecha hasta que un tribunal de Delhi emita la orden de ejecución.

La noche del 16 de diciembre de 2012 una estudiante de fisioterapia, conocida por el sobrenombre de "Nirbhaya" ("Sin miedo", en hindi) y que iba acompañada por un amigo, fue violada y torturada por seis hombres en un autobús en marcha en Nueva Delhi, y 13 días más tarde murió en un hospital de Singapur.

El Gobierno del Partido del Congreso se vio forzado a endurecer las leyes contra los delitos sexuales, creó vías rápidas para los casos de violación en los juzgados y reguló castigos para los policías que no registrasen casos de violencia contra la mujer.

Cuatro de los acusados de la violación mortal fueron sentenciados a la pena de muerte, mientras un quinto imputado, menor de edad cuando sucedieron los hechos, fue condenado a tres años de reclusión en un correccional.

Un sexto acusado, el líder de los atacantes, se suicidó en su celda en 2013, según la versión de las autoridades.

El principal legado de la tragedia de la joven es el debate sin precedentes que abrió sobre la situación de la mujer en la esfera pública; ya que por primera vez se habla sin tapujos de la violencia que sufren las mujeres en el gigante asiático.

(c) Agencia EFE