Fueron horas de pánico en San Cristóbal de las Casas, señalan

·5  min de lectura

San Cristóbal de las Casas, Chis., junio 15 (EL UNIVERSAL).- Cuatro horas de miedo, zozobra y aflicción vivieron pobladores y turistas de San Cristóbal de las Casas tras la incursión, la tarde del martes, de hombres armados y encapuchados, de que recorrieron las calles y lanzaron disparos al aire.

Fuentes de seguridad informaron que los disparos dejaron una persona muerta, tres heridos y vehículos incinerados. Un ama de casa, con otras 100 personas, quedó atrapada en Walmart, en medio del tiroteo, recordó que la experiencia "fue una cosa muy horrible".

Para protegerlos, los empleados de la tienda les pidieron que se colocaran pecho tierra ante los riesgos de disparos.

"Nos pusieron pecho tierra"

La mujer, que omitió su nombre, dijo que ingresó al centro comercial minutos después de las 12 del día. Seleccionó sus productos y pagó en caja.

Cuando asomó a salida "había una bola de gente en la puerta. Varias personas me dijeron que no saliera porque había hombres armados.

En eso los alcancé a ver. Sentí horrible", relató. "Observé que se acercaron como cuatro encapuchados y armados que iban acercándose hacia la tienda; el gerente bajó la cortina. Apenas hubo tiempo, porque ya se querían meter y empezaron a golpear la puerta".

"Nos dijeron que nos pusiéramos pecho tierra, por si disparaban. Todos nos tiramos al piso. Fue un día de pánico para las más de 100 personas que estábamos ahí. Había varios extranjeros, que seguro ya no volverán".

"No pasamos mucho tiempo en el piso, solo cuando estaban azotando la puerta, porque luego nos llevaron a una bodega posterior para resguardarnos. Una extranjera dijo que nunca volverá".

---Con miedo, así atendieron a los hombres armados

Entre el miedo y la aflicción, los empleados de la transnacional los atendieron con sillas y les proporcionaron jugos, tortas y agua. "No había gente llorando, nadie se desesperó tanto, aunque sí mucha tensión, pero nadie padeció una crisis de pánico", contó.

Los clientes pudieron salir del inmueble hacia las 17:00 horas, cuando los hombres armados se retiraron y las fuerzas militares y de seguridad tomaron el control la zona Los grupos armados, que presuntamente se disputan la administración del mercado de la zona norte de San Cristóbal de las Casas, desataron la zozobra en la zona, sin que las fuerzas de seguridad intervinieran.

Los sujetos encapuchados, que exhibieron armas largas y algunos chalecos antibalas, bloquearon la carretera a Chamula y la entrada sur al mercado de la zona norte.

---La calma retorna a San Cristóbal de las Casas

Con la presencia de personal militar, Guardia Nacional, policías de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y municipales, la calma retorna a San Cristóbal de las Casas.

La presencia del martes de los hombres armados se suma a la de los "motonetos" o "moto pandilleros" con acciones criminales y ruptura del orden público.

En la ciudad operan, al menos, cinco de esos grupos ligados al narcomenudeo, que durante el día o la noche, realizan disparos de armas de fuego al aire.

Las autoridades no disponen de información oficial sobre el origen, estructura y mando de edad, banda, pero según fuentes locales de seguridad en esa ciudad de los Altos de Chiapas existen y se despliegan unos cinco grupos conocidos como "Los Vans", "ZN", "Los Torres", "Élite" y "Los Patos", quienes se desplazan y acuden a los sitios en taxis, pero actúan como pandillas violentas.

---Grupos de choque

Testimonios de víctimas y agraviados señalan que los "motonetos" son utilizados como grupos de choque por autoridades municipales, organizaciones y particulares para generar conflictos.

Así como para presionar al gobierno para que libere a algún detenido o proporcionar impunidad a quienes se involucran en accidentes de vialidad.

A integrantes de una de esas bandas no identificada por las autoridades competentes, se atribuye la autoría material del homicidio del fiscal de Justicia Indígena, Gregorio Pérez Gómez, realizado el 10 de agosto de 2021.

El funcionario estatal fue asesinado dentro de su automóvil, a unas cuadras de sus oficinas. Un sujeto le disparó desde una motocicleta en marcha. En febrero pasado, un sujeto a bordo de una moto asesinó de un balazo a Paula Ruiz de los Santos, en una calle céntrica.

La mujer recibió un impacto de bala cuando intentó evitar que su motocicleta fuera robada por pandilleros. Uno de ellos fue fotografiado con el celular de la víctima.

---"Motonetos", jóvenes desempleados

Sobre esos grupos, un investigador dijo, desde el anonimato, que "los moto pandilleros" son parte de un proceso de jóvenes desempleados que optan y determinan por la delincuencia organizada.

Quienes no nada más se dedican al robo, sino que también han sido utilizados, según se advierte, por ciertos políticos como grupos de choque.

Es decir, agregó, sirven al mejor postor y no están desligados de la pornografía ni de la ahora llamada etno pornografía, así como de la narco cultura.

La clasificación de "motonetos" fue porque inicialmente se movilizaban en motonetas y motocicletas. Se trata, explicó el investigador social, de jóvenes que en las noches se embriagan o drogan, y salen a las calles a realizar desmanes.

La logística y estrategia de esos grupos es que se comunican con radios, usan pistolas, rifles y metralletas. Estos jóvenes no salen a diario a cometer violencia, la realizan en determinados momentos, coyunturas o circunstancias.

No han provocado una situación descontrolada, pero han sembrado terror sicológico. Se desconoce quiénes están detrás, pero se advierten "redes de complicidad muy fuertes", detalló.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.