A horas de abandonar la Casa Blanca, Donald Trump suspende por 18 meses las deportaciones de venezolanos

LA NACION
·2  min de lectura

CARACAS.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el martes suspender la deportación de algunos venezolanos en Estados Unidos durante 18 meses, debido a las condiciones que atraviesa el país sudamericano.

En una de sus últimas decisiones en el cargo, el mandatario republicano concedió el beneficio de la Salida Forzosa Diferida (DED en inglés) a los venezolanos ante "la situación de deterioro dentro de Venezuela" provocada por el "gobierno autocrático" de Nicolás Maduro, según un memorando publicado por la Casa Blanca.

Estados Unidos: Melania Trump acaba de romper una tradición de 70 años

"He determinado que es de interés de la política exterior de Estados Unidos diferir la expulsión de cualquier nacional de Venezuela, o extranjero sin nacionalidad que por última vez haya residido habitualmente en Venezuela", dijo Trump.

Algunos venezolanos, incluidos los que han cometido un delito grave, están exentos de la orden. El texto indica que serán elegibles al DED quienes hayan estado en Estados Unidos de forma continua hasta el 20 de enero de 2021, no hayan sido condenados por algún delito o anteriormente expulsados del país, ni representen un riesgo para la seguridad pública, entre otras condiciones.

Trump también ordenó autorizar el empleo en el país de los venezolanos mientras dure el aplazamiento.

Coronavirus: Omar Sued y Carlos Zala, los dos argentinos en el consejo asesor de la Sputnik V

La medida había sido impulsada por los aliados republicanos del presidente en Florida, donde muchos venezolanos se han asentado después de huir del colapso económico y la crisis política en su país natal, gobernado durante más de dos décadas por un régimen socialista.

El Miami Herald precisó que la orden podría beneficiar a hasta 200.000 venezolanos que viven bajo amenaza de detención y deportación.

Venezuela, otrora una potencia petrolera, vive una debacle económica agudizada desde la llegada de Maduro al poder en 2013, una situación que ha provocado la salida del país de más de 5,4 millones de personas, según la ONU.

Agencia Reuters y AP