Horacio Rosatti: “El juez que juega a ser político, es mal político”

·5  min de lectura
Horacio Rosatti este martes, al retirarse del edificio de la Corte Suprema
Fabián Marelli

En una charla ante más de un centenar de alumnos de derecho de la Universidad Católica Argentina, el presidente electo de la Corte, Horacio Rosatti, hizo un llamado al entendimiento entre la Justicia y la política , consideró que son mundos diferentes, aunque no opuestos, reconoció que hay cuestiones políticas no judiciales, pero advirtió que los jueces están para aplicar la ley, más allá de sus consecuencias .

Las definiciones de Rosatti se conocieron días después de que fuera elegido como presidente de la Corte, cargo que comenzará a ejercer desde el viernes próximo, en medio de especulaciones sobre cómo se entablará la relación de la Corte con el Gobierno , que viene siendo tormentosa en los últimos dos años.

Sin referirse en concreto en el momento actual, sino al hablar en abstracto de la relación entre la Justicia y la política, Rosatti pareció extender la mano hacia el Gobierno, en esta charla organizada por el Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho de la UCA, desde hace un mes, antes de que se diera la votación en el tribunal.

“Es muy importante que se comprenda que son percepciones diferentes de la realidad, no necesariamente opuestas, son diferentes, hay que entenderlo y no asustarse y tratar de comprender al otro. Aunque no compartamos su criterio y entender el otro universo. El juez que juega a ser político es mal político y el político que judicializa una decisión que no pudo resolver, no debe quejarse de la decisión judicial” , afirmó.

Rosatti se diferenció de la mirada que tiene el juez Ricardo Lorenzetti sobre el rol del Poder Judicial cuando señala que es contrapoder al afirmar: “ Las malas decisiones de los gobiernos no deben ser corregidas por los tribunales de Justicia, sino por el pueblo en las próximas elecciones, sino el Poder Judicial se convierte en un contrapoder. No es un contrapoder, a veces se dice que es el que plantea las limitaciones para evitar que el Poder Ejecutivo se desorbite, pero no es el único contramayoritario. Decisiones contramayoritarias toman los tres poderes del Estado”.

El juez dijo que hay una “tensión histórica” e “inevitable” entre ambos mundos de la política y la Justicia y esto genera cierta incomprensión entre ambos universos. Señaló que las expectativas del mundo de la política y de la Justicia son diferentes, que requieren de una inteligencia reflexiva de ambos lados.

Explicó que las cuestiones que diferencian el funcionamiento de ambos universos: dijo que la Justicia tiene un funcionamiento atomizado, porque diversos tribunales dan respuestas a los conflictos que pueden hasta ser contradictorias y que la política requiere una respuesta unificada. Indicó que la política debe dar una respuesta inmediata y la Justicia se toma el tiempo que le dan los códigos de procedimientos. Las decisiones judiciales son individuales, en cada caso, y las de la política son generales, en beneficio una comunidad, añadió.

Dijo que el conflicto es percibido de manera diferente por ambos mundos, mientras que para la Justicia es una patología y hay un orden que se debe restablecer, para la política es un síntoma de salud de la comunidad que no tiene una sola voz.

“Para la justicia hay una lógica de un vencedor y un vencido, de una sola verdad, en cambio para la política las decisiones se toman por mayoría, pero el que perdió no necesariamente está equivocado, sino que no obtuvo el consenso necesario”, agregó.

“Si uno cree que el universo de la Justicia y de la política son iguales y se manejan por las mismas reglas, va a caer una enorme equivocación y a generar un cierto rechazo hacia el otro mundo”, dijo, componedor, y señaló que él mismo escuchó estas ideas de uno y otro lado, pues se desempeñó como intendente y ministro antes de ser juez.

Rosatti señaló que el político suele repetir que el juez no lo deja gobernar, que lo frustra, sin embargo, el juez le responde que el político puede intentar los cambios, pero en el marco de la Constitución. Puso como ejemplo uno de sus primeros fallos en el que le tocó intervenir en la fijación de aumentos tarifarios durante el Gobierno de Mauricio Macri. Dijo que la sentencia no cuestionaba la política tarifaria, no se cuestionaba el qué, sino el cómo, la falta de una audiencia pública.

“Los jueces no tenemos un mandato divino”, insistió, y dijo que no todo lo que no les guste es inconstitucional. Finalmente, advirtió que hay un cúmulo de cuestiones que son ajenas a las decisiones de los jueces “que deben estar reservadas a la prudencia de las decisiones de los políticos”. Advirtió que hay una demanda de “mayor previsibilidad” de estas cuestiones por la crisis de los poderes representativos.

“Hay que tener cuidado porque el juez no puede reemplazar al político , no puede hacer leyes o reglamentos”, advirtió, y dio una receta para descubrir cuando se está frente a una cuestión política no justiciable. Dijo que el político actúa pensando en las consecuencias de lo que va a hacer, como el juez, pero con la diferencia de que el juez tiene una norma que aplicar y las consecuencias de su decisión no le van a impedir que aplique la ley. Puso como ejemplo las sentencias de ajustes de jubilaciones que dispuso la Corte y fueron un sablazo a los fondos públicos. “Las consecuencias de las decisiones de un juez no pueden ser un regulador de su decisión”, expresó.

Ante las preguntas de los alumnos sobre los legados de la reforma constitucional de 1994, de la que participó, destacó el Consejo de la Magistratura, la elección directa de los senadores, el voto obligatorio, el Ministerio Público Fiscal, y reveló que siempre se pregunta si no hubiera sido mejor establecer la reelección presidencial al estilo norteamericano, exclusivamente por dos turnos y que el candidato nunca más pueda volver al poder . No hubo chance de repreguntas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.