Coronavirus: Horacio Rodríguez Larreta define si vuelven las clases en la Ciudad

·4  min de lectura
Horacio Rodríguez Larreta
Prensa GCBA

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volverá a evaluar hoy la situación sanitaria en el distrito y el resultado de las restricciones duras que rigen desde el sábado en todo el país antes de confirmar la reapertura de las aulas a partir de la semana próxima.

“Se define mañana y se anuncia a la tarde o el sábado temprano”, anticiparon fuentes porteñas, tras una reunión que mantuvo Larreta con sus principales colaboradores, en la que analizaron los “parámetros” epidemiológicos en la ciudad. de Buenos Aires. Ayer se registró un pico de 41 mil casos de Covid-19 en el país -récord en un día-, pero en la Ciudad aseguran que el panorama no varió porque se mantuvo alrededor de 3000 nuevos contagios.

Si bien en la cúpula del Ejecutivo porteño se muestran prudentes, Larreta apunta a reabrir las escuelas el lunes, cuando venza el confinamiento estricto de nueve días que dispuso el presidente Alberto Fernández. “En principio, el espíritu es volver a la situación de la semana pasada”, informaron desde la Ciudad.

Pese al incremento de casos, el Gobierno anticipó que las restricciones estrictas finalizan el domingo

En el gobierno porteño afrontan con un medido optimismo la próxima etapa de restricciones. Confían en que aún no impactaron los resultados de la cuarentena estricta en los números de contagios y pretenden acelerar el plan de inoculación, si la Nación cumple con la entrega de vacunas. El sistema de salud público y privado permanece bajo presión, con un 80% de ocupación de las camas de terapia intensiva.

En ese marco, en la Ciudad prevén retomar el esquema de clases presenciales en el nivel inicial, primaria y educación especial a partir del lunes. El secundario seguiría con el sistema bimodal, pero no se descarta que pase a virtual. La confirmación, anticipan, se conocería esta tarde o mañana temprano, para dar certidumbre a la comunidad educativa. Aún se analiza la posibilidad de adelantar las vacaciones de invierno. El receso escolar está previsto recién para el 19 de julio.

Conferencia de prensa de Larreta y los ministros de la Ciudad Autonoma de Buenos Aires, el 30 de abril
Gobierno de la Ciudad


Conferencia de prensa de Larreta y los ministros de la Ciudad Autonoma de Buenos Aires, el 30 de abril (Gobierno de la Ciudad/)

El posible desmarque de Larreta respecto de la presencialidad podría reavivar el conflicto con la Casa Rosada. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Educación, Nicolás Trotta, advirtieron ayer que sería “una enorme irresponsabilidad política” que vuelvan las clases presenciales en la ciudad. En el Ejecutivo porteño repiten que la educación presencial no impactó en el nivel de casos de Covid y que no genera una mayor circulación en el distrito. Si bien acompañó el último DNU de Fernández, el jefe de gobierno suspendió las clases esta semana en la Capital, con el argumento de que era preferible correr el calendario escolar para que los alumnos no vuelvan a la virtualidad. Esos días, anunció la Ciudad, se recuperarán de manera presencial entre el 20 y el 22 de diciembre.

La jugada, cuestionada por el kirchnerismo, padres y docentes, también tuvo una motivación política: “Si aceptábamos la virtualidad, era dar marcha atrás. De esta forma compensamos”, admitieron fuentes porteñas.

Durante las últimas horas, no hubo contactos con el Gobierno y la provincia para coordinar las medidas que regirán a partir del lunes. Solo intercambiaron mensajes para ordenar los controles.

En la administración de Larreta percibieron un “alto acatamiento” de los porteños -incluso ayer y anteayer, los primeros días hábiles de la semana- a las restricciones estrictas. Más allá de los operativos en los accesos a la Capital, no se vieron controles rigurosos en las calles de la ciudad. Es más, pese a la prohibición, varios comercios permitieron el ingreso de personas a sus locales. En un contexto de fuerte incertidumbre y malestar social, el gobierno porteño apostó por persuadir a la ciudadanía en lugar de avanzar con sanciones a comerciantes o transeúntes, como hicieron otras jurisdicciones. La orden fue no irritar. En la Ciudad afirman que hubo un descenso del 64% de la circulación de vehículos en autopistas y del 52% en las avenidas internas. También se redujo un 62% la cantidad de viajes en subtes, trenes y colectivos en relación al fin de semana anterior. Además, señalan que alrededor del 98% de las personas que pasaron por los puestos de control en los accesos a la Capital tenían el permiso de circulación.

La bomba con mensaje de la AFI

En el larretismo son cautos respecto de implementar cuarentenas intermitentes, una idea que impulsa la Casa Rosada. Sin embargo, reconocen que sigue teniendo sobre la mesa la opción de implementar fuertes limitaciones a la circulación durante los fines de semana. Todo estará atado a la evolución de los casos. En Uspallata admiten que el país enfrenta el “peor momento” de la pandemia, por lo que decidieron adherir al último decreto de Fernández. Consideraron que era necesario darle un “martillazo” a la curva de contagios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.