Horacio Rodríguez Larreta propuso a Fernando Sánchez como titular de la Oficina Anticorrupción porteña

LA NACION
·2  min de lectura

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, propuso hoy a Fernando Sánchez, dirigente de la CC-ARI, el partido que lidera Elisa Carrió, como titular de la nueva Oficina de Integridad Pública del Poder Ejecutivo de la Ciudad.

El alcalde recibió esta mañana al exdiputado nacional y exfuncionario de Mauricio Macri en la sede del gobierno porteño en Parque Patricios. "Charlamos sobre la importancia de profundizar nuestra política de transparencia y el compromiso para gestionar los recursos de la Ciudad de manera honesta y responsable", señaló Larreta en su cuenta de Twitter.

Se aprobó la creación de una Oficina Anticorrupción porteña

Por su parte, el dirigente de la CC se mostró entusiasmado con su nueva función: "Celebramos que la Ciudad haya sancionado una ley de ética pública más exigente, y que lo haya hecho con un amplio consenso", dijo Sánchez tras el encuentro con Larreta.

"Pelear contra la corrupción y exigir más a los funcionarios ayuda a la buena administración de los recursos. En definitiva, ayuda a ser mejor gobierno", agregó el exlegislador.

Sánchez, licenciado en Ciencia Política, es uno de los dirigentes más cercanos a Carrió y tiene una extensa trayectoria en la CC. Fue jefe del bloque del partido en la Legislatura porteña y ocupó una banca de Cambiemos en la Cámara de Diputados hasta diciembre de 2017. Meses después, fue designado al frente de la secretaría de Fortalecimiento Institucional, que funcionó bajo el ala de Marcos Peña, entonces jefe de Gabinete.

Coronavirus: Rodríguez Larreta desplazó a dos funcionarios por compras de la ciudad

El mes pasado, la Legislatura porteña aprobó la ley de Integridad Pública, que estableció la creación de oficinas dentro de los tres poderes del Estado para controlar a los funcionarios en la prevención de actos de corrupción.

El proyecto, impulsado por la legisladora porteña Cecilia Ferrero (Coalición Cívica), fue aprobado con 53 votos positivos de los bloques Juntos por el Cambio, UCR-Evolución, Socialismo y Frente de Todos, principal bancada de la oposición. La izquierda no acompañó la iniciativa.

El oficialismo porteño activó el tratamiento de la iniciativa tras el escándalo por la compra de barbijos con sobreprecios, en medio de la pandemia del coronavirus. Según consignó LA NACION, la Ciudad adquirió esos insumos a Ignacio Sáenz Valiente, un empresario vinculado con el entorno de Larreta.

Luego de que el Ejecutivo porteño oficialice la designación de Sánchez en el Boletín Oficial, "se abrirá un plazo de quince días hábiles para presentar observaciones" respecto del candidato, como establece la ley.