Horacio Rodríguez Larreta presentó el amparo ante la Corte por las clases

Matías Moreno
·5  min de lectura
Horacio Rodríguez Larreta en conferencia de prensa tras los anuncios de Alberto Fernández
Ignacio Sánchez

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó el amparo ante la Corte Suprema de Justicia para impedir la suspensión de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, que dispuso el presidente Alberto Fernández para contener la suba de casos de coronavirus.

El alcalde porteño interpuso la acción judicial ante el máximo tribunal a las 9.50, diez minutos antes de reunirse con el jefe del Estado en la quinta de Olivos para discutir sobre el cierre de las escuelas.

En la presentación, el Ejecutivo porteño pide que la Corte declare inconstitucional el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de Fernández que estableció las nuevas restricciones y la suspensión de las clases presenciales en el área metropolitana (AMBA) por dos semanas.

Rodríguez Larreta les pidió a los jueces del máximo tribunal que le ordenen al Gobierno que “se abstenga, hasta el dictado de la sentencia definitiva y firme, de llevar a cabo cualquier acto que implique poner en ejecución el Decreto cuestionado”.

El decreto: una por una, cómo son las medidas que rigen desde ahora en AMBA

Para la administración de Larreta, el decreto 241/2021 firmado por el Presidente “viola la autonomía de la Ciudad e implica una virtual intervención federal porque se arroga potestades sobre competencias eminentemente locales, en salud y educación”.

Argumentó que la disposición de Fernández no está basada en datos empíricos y resulta “arbitraria”. Según el Ejecutivo porteño, “está científicamente demostrado, en el ámbito internacional y local, que el grado de contagio en establecimientos escolares es mínimo”.

Además, la Ciudad señaló que el decreto del jefe del Estado viola “el principio de igualdad”, ya que el resto de las provincias tienen libertad para definir si adhiere o no al cierre de las aulas.

Alberto Fernández está reunido con Horacio Rodríguez Larreta en Olivos

Para el gobierno porteño, el DNU del Presidente también “vulnera tratados internacionales de jerarquía constitucional” , que consagran “el derecho del niño a la educación, como un derecho progresivo que debe ejercerse en condiciones de igualdad”. Por esa razón, considera la administración de Larreta, “debe garantizarse la efectividad de los derechos de los niños, niñas y adolescentes que concurren a las escuelas públicas de la Ciudad”.

En la sede de Parque Patricios son “pesimistas” sobre las probabilidades de que la Corte acepte en el corto plazo el pedido de amparo para frenar el cierre de escuelas. “Si no se la jugaron con el recorte de coparticipación, no se van a jugar con esto”, reconoce una fuente oficial.

Cumbre en Olivos

En medio de la creciente tensión entre la Casa Rosada y la Ciudad, principal bastión opositor, Fernández recibe hoy a Larreta en la residencia de Olivos.

El jefe de gobierno aspira a discutir con “datos” con Fernández para que revea la decisión de suspender la presencialidad. “No hay razón sanitaria que justifique, en este momento, suspender las clases presenciales. La educación presencial no genera mayores contagios”, puntualizó el alcalde.

El Presidente, en tanto, no pretende modificar su postura, ya que considera que la circulación de gente que generan los colegios es un problema.

Horacio Rodríguez Larreta durante la conferencia de prensa
Ignacio Sánchez


Horacio Rodríguez Larreta durante la conferencia de prensa (Ignacio Sánchez/)

De la bronca a la resistencia

El jefe de gobierno porteño rechazó ayer la decisión del Presidente de endurecer las restricciones y suspender las clases presenciales, para frenar la suba de casos de Covid-19.

Fiel a su estilo, Larreta se tomó unas horas para contestar y optó por avanzar por una doble vía. Por un lado, preparó un amparo ante la Corte para impedir el cierre de las escuelas. Y, por el otro, invitó al Presidente a debatir en una reunión los argumentos de la decisión.

“Yo le propongo al Presidente reunirnos esta misma tarde (por ayer) para discutir, con la evidencia y con las recomendaciones de los expertos, cómo hacer para que los chicos el lunes estén en las aulas”, enfatizó el alcalde, al encabezar una conferencia de prensa en la sede del gobierno porteño. A su vez, criticó la decisión de Fernández de recurrir a las fuerzas federales para garantizar el cumplimiento de las nuevas restricciones y resaltó que defenderá la autonomía de la Ciudad.

Luego de que se enterara por televisión del contenido del sorpresivo anuncio de Fernández, el alcalde inició una ronda de consultas con sus colaboradores más estrechos para definir su estrategia. Y meditó los pasos a seguir durante varias horas.

Antenoche, en la cúpula del Ejecutivo porteño masticaban bronca tras escuchar las palabras del Presidente. “No entendemos la lógica de toma de decisiones. No aportaron un dato para justificar esto”, exclamó un funcionario de la Ciudad.

El posicionamiento de Larreta frente al cierre de las escuelas abrió una discusión interna en la mesa chica del alcalde porteño. Inicialmente, hubo dos posturas. Mientras algunos planteaban que había que “resistir” las medidas e ir a fondo contra la medida, otros funcionarios se inclinaban por acatar la disposición y diferenciarse del oficialismo en el terreno discursivo. La posibilidad de desobedecer perdió fuerza de inmediato: “¿Qué pasa si los gremios hacen un paro?”, evaluaron.

Larreta volvió a reunir a la mañana a sus funcionarios de confianza. En esa cumbre en Parque Patricios, definió avanzar por la vía judicial, como hizo con el “intempestivo” recorte de fondos de coparticipación a la Ciudad, y reclamar una reunión urgente con el Presidente. “Vamos a resistir”, insisten cerca de Larreta.

Críticas

En su discurso, Larreta también criticó a Fernández por la escasez de vacunas y los tropiezos en la campaña de inoculación. Es más, anunció que la Ciudad se quedará hoy sin dosis. “El Gobierno decide tomar medidas restrictivas, entre otras cosas, porque no cumplió con la cantidad de vacunas que prometió a finales del año pasado”, lanzó.

En varios pasajes de su discurso, Larreta buscó contrastar su mensaje con las palabras del Presidente, como cuando destacó el “esfuerzo descomunal e incansable” del personal de salud en la pandemia.

Larreta calificó de “inexplicable” la decisión de Fernández de definir nuevas medidas para el AMBA sin consultarlo. “El Gobierno decidió romper ese mecanismo de diálogo y consenso”, subrayó.

En el entorno del alcalde porteño se muestran conformes con el “tono” del discurso de Larreta. “Fernández se metió solo en un problema”, aseguran desde el gobierno de la Ciudad.