Horacio Rodríguez Larreta: “Mis diferencias con Patricia Bullrich, si son bien manejadas, nos enriquecen”

·3  min de lectura
Rodríguez Larreta se reunió con la dirigencia de JxC en Córdoba.
Rodríguez Larreta se reunió con la dirigencia de JxC en Córdoba.

CORDOBA.- Aunque dice que no tiene decidido si será candidato y aclara que para resolverlo no depende de lo que hagan otros, Horacio Rodríguez Larreta lleva dos días en Córdoba con un claro tono de campaña. En las diferentes reuniones y recorridas que hace, enfatiza que para ganarle al kirchnerismo, se debe “jugar en todos lados” y trabajar en forma coordinada en un proyecto nacional.

Después de haber estado en Marcos Juárez haciendo campaña para la elección del domingo -coincidieron con Schiaretti aunque no se cruzaron-, ayer siguió por el este provincial en un recorrido por empresas. Este viernes lo dedicó a la ciudad capital, con una caminata junto a jóvenes, una visita a una metalúrgica y un almuerzo con empresarios en la Bolsa de Comercio, donde dijo que sus “diferencias” con Patricia Bullrich “si son bien manejadas, nos enriquecen”.

“Mis diferencias con Patricia Bullrich, si son bien manejadas, nos enriquecen. Si la gente quiere en Argentina a un candidato muy extremo, yo no voy a ser. No voy a transformarme en algo que no creo para que me voten porque ese camino lleva al fracaso”, señaló Larreta.

“Tengo toda la vocación de ser parte del equipo que transforme a la Argentina -describió-. Así como tengo una enorme frustración por la situación en la que estamos hoy, tengo mucho entusiasmo mirando el país hacia adelante. Tenemos que definir un rumbo y sostenerlo en el tiempo, un plan y en eso estamos trabajando”.

En lo que respecta a la coyuntura nacional, reiteró su “vocación anti grieta” y remarcó la oportunidad “perdida” de la administración nacional de “promover un mensaje de unidad” después del atentado a Cristina Kirchner.

También se concentró en recalcar la “unidad” de Juntos por el Cambio (JxC) en la provincia “con el firme objetivo de ganar” la gobernación. Durante mucho tiempo -y siguen sin acallarse- hubo versiones de los intentos del jefe de Gobierno porteño de sumar a Juan Schiaretti a su estructura.

Rodeado de los legisladores nacionales de JxC, Rodríguez Larreta enfatizó que en Córdoba hay "unidad".
Rodeado de los legisladores nacionales de JxC, Rodríguez Larreta enfatizó que en Córdoba hay "unidad".

Para los cordobeses de a pie, el jefe de Gobierno porteño es menos conocido que Mauricio Macri, quien hace una semana también hizo una caminata por la peatonal. A ambos los acompañaron legisladores nacionales, provinciales y dirigentes.

Más allá de la referencia a la “unidad” en Córdoba, en las actividades -incluida la cena del PRO en un barrio cerrado- estuvieron ausentes (porque no fueron invitadas) las legisladoras nacionales Laura Rodríguez Machado y Carmen Álvarez, ambas cercanas a Bullrich.

Sobre la definición de las candidaturas en Córdoba, sostuvo que la deberán “decidir los cordobeses”. Hace cuatro años, Luis Juez, ya en carrera para el comicio provincial, criticó que las resoluciones se tomaron afuera de la provincia.

“Después de muchas divisiones, antinomias y hasta agresiones, el Gobierno tuvo la oportunidad de promover un mensaje de unidad -dijo en referencia a las horas posteriores al intento de magnicidio de la vicepresidenta-. En lugar de eso optó por profundizar las divisiones, las antinomias. Estoy convencido de que no es lo que la Argentina necesita”.

En conferencia de prensa, Rodríguez Larreta ratificó que la “grieta” solo “trajo más problemas; más pobreza; más inflación. Hace cien años que nos peleamos la mitad contra la otra mitad y miren a dónde estamos”.

“Voy a seguir bregando por terminar con la grieta -agregó-. Eso no quiere decir que nos vayamos a poner de acuerdo con el gobierno nacional o con el kirchnerismo que representa. Veo poco o nada puntos de acuerdo, pero es un tema de actitud. Hay mucha otra gente en el sistema, en la política, con la que podemos tener un diálogo”.

Rodríguez Larreta admitió que es “mucho más difícil” construir consenso con aquel que no piensa lo mismo, pero enfatizó que es el “único camino para sacar la Argentina adelante”. Planteó que no solo vino a Marcos Juárez a apoyar a los candidatos, sino que va a diferentes puntos del país ya que “todas las elecciones son importantes”. Definió que para ganarle al kirchnerismo, “hay que jugar” en todos lados.