Horacio Rodríguez Larreta arranca un raid por el interior con el objetivo de retener los votos de Juntos por el Cambio

·4  min de lectura
Cierre de campaña de Diego Santilli en La Plata
Santiago Hafford

Tras superar en las urnas su debut como armador electoral en la provincia y la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta arrancará esta semana, por primera vez, un raid proselitista por “distritos estratégicos” del interior del país, para apuntalar a candidatos locales y sostener la cohesión de Juntos por el Cambio de cara a las elecciones generales del 14 de noviembre.

La decisión de involucrarse de lleno en la campaña nacional exhibe con nitidez un imperativo de la construcción política del jefe porteño: para consolidar su proyecto presidencial, Larreta requiere que la principal coalición opositora se afiance como alternativa de gobierno para 2023.

Con la intención de disputarle al kirchnerismo el control del Congreso, Larreta, quien se había mostrado prescindente en la antesala de las primarias en los distritos donde hubo competencia cruzada entre dirigentes de Pro, desembarcará este jueves en Córdoba, uno de los territorios clave en el mapa de la oposición, para participar del relanzamiento de la campaña del candidato a senador nacional Luis Juez, y Rodrigo de Loredo (UCR), postulante a diputado nacional. Allí, Larreta compartirá el escenario con otros referentes nacionales de JxC: los radicales Martín Lousteau y Alfredo Cornejo.

Fracasó Máximo Kirchner en conseguir el quorum en la primera reunión presencial en la Cámara de Diputados

La travesía proselitista de Larreta por el interior continuará durante el fin de semana, según confirmaron fuentes porteñas a LA NACION. En apenas 72 horas, desde el viernes hasta el domingo, pasará por cuatro bastiones del peronismo: Formosa, Chaco, Tucumán y Santiago del Estero. En su hoja de ruta también figura Salta, donde JxC quedó segundo, a 4.745 votos de la nómina del Frente de Todos en las primarias.

Con la gira del alcalde por distritos clave, el larrestismo pretende “sostener” o “empujar” las listas de la coalición opositora en el marco de “una campaña que se nacionalizó”. “Hay que buscar votos en los lugares donde estamos cerca de ganar o perder”, sintetiza uno de los armadores de Larreta. El dirigente de Pro también tiene previsto viajar antes de los comicios a Santa Fe y Entre Ríos, dos terruños donde JxC se alzó con resonantes triunfos en las primarias. Aún no hay fechas definidas para esas visitas, pero en Parque Patricios aclaran que Larreta se pondrá el traje proselitista en el interior durante los fines de semana. Para el 6 y 7 de noviembre, siete días antes de la batalla electoral, el alcalde tiene pensado trasladarse a La Pampa y Chubut, distritos donde la oposición necesita sostener su buena performance de las PASO para mantener latente su cruzada para arrebatarle el quórum del kirchnerismo en el Senado.

María Eugenia Vidal busca darle su impronta a la campaña de JxC y lidia con resistencias por sumar a Marcos Peña

Después de salir fortalecido de las PASO con sus arriesgadas apuestas por Diego Santilli, quien venció al médico radical Facundo Manes en Buenos Aires, y María Eugenia Vidal en la Capital, el alcalde porteño se trazó un nuevo objetivo: proyectar “unidad”. Por eso, optó por el bajo perfil y retomó el modo gestor porteño para evitar ruidos internos con sus contrincantes en la feroz disputa por el liderazgo opositor. “Nuestro único objetivo es sostener la unidad”, repiten cerca de Larreta. En su agenda también le hará lugar a las recorridas por el conurbano. De hecho, el jefe porteño caminó hoy por Villa Centenario, en Lomas de Zamora, uno de los distritos más poblados del conurbano.

Córdoba, primera estación

Pasado mañana, Larreta se estrenará en Córdoba como promotor nacional de candidatos de JxC. En Uspallata confían en que el alcalde podrá traccionar votos en el interior, como lo hizo en la campaña bonaerense de Santilli, su delfín en Buenos Aires.

En una de las internas cambiemitas más calientes, Juez y De Loredo, apalancados por Patricia Bullrich, titular de Pro, y Lousteau, derrotaron por amplio margen en las PASO a la boleta conformada por el cacique radical Mario Negri y el exministro de Turismo Gustavo Santos, quienes fueron apoyados por Mauricio Macri y Elisa Carrió, dos de los fundadores de Cambiemos. Como hizo en otros distritos donde había una competencia intramuros entre alfiles de Pro, Larreta optó por tomar distancia de la interna cordobesa. De hecho, se desmarcó días antes de las primarias de los afiches que aparecieron en Córdoba con su imagen pegada a la de Juez, rival de Negri. La alianza JxC fue la fuerza más votada en la provincia y relegó a los candidatos del gobernador Juan Schiaretti y del Frente de Todos al segundo y tercer lugar, respectivamente.

Luis Juez y Rodrigo De Loredo
Laura Lescano


Luis Juez y Rodrigo De Loredo (Laura Lescano/)

Ahora, JxC enfrenta el desafío de contener los votos en el segundo distrito electoral más grande del país. “Pese a todo lo que se dijo de la interna en Córdoba, mantuvimos la unidad del espacio. Hay mucha expectativa por la visita de Larreta”, remarca De Loredo, concejal provincial y extitular de Arsat, quien fue apalancado a nivel nacional por Lousteau.

Tras el ensamble de las listas -compitieron cuatro en las PASO- que se realizó a través del sistema D’Hondt y respetando la paridad de género, Santos quedó ubicado en el quinto casillero. Es un puesto entrable, si se repiten los resultados de las primarias.

Si bien no estará en el acto del jueves, Bullrich, principal propulsora del espacio de Juez, que integra su aliada Laura Rodríguez Machado, tiene previsto regresar a Córdoba en dos ocasiones para impulsar a los candidatos de JxC.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.