Horóscopo

Manuel Temoltzin

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 23 (EL UNIVERSAL).- ARIES (21 marzo-20 abril). Se te recomienda tener precaución en asuntos de dinero, pueden salir a la luz intereses ocultos de familiares o de amigos.

TAURO (21 abril-20 mayo). Este es un día contradictorio, por un lado tienes popularidad por amigos poderosos, pero por otro lado no es buen día para asuntos legales.

GÉMINIS (21 mayo-21 junio). Sientes atracción por el ocio, los placeres y la vida fácil pero por favor no vayas a tomar caminos equivocados, aceptando negocios ilícitos.

CÁNCER (22 junio-22 julio). Este día es adecuado para organizar actividades diversas cómo celebraciones, festejos, despedidas de soltero, hacer trabajos artísticos, pintar...

LEO (23 julio-22 agosto). Necesitas recordar que tienes mucha energía física y mental, lo importante es transmutarla para actividades positivas y no malgastarla.

VIRGO (23 agosto-22 septiembre). Hoy tienes que ser flexible para buscar lo que se encuentra oculto dentro de asuntos familiares hablando y dialogando con tranquilidad.

LIBRA (23 septiembre-22 octubre). Necesitas mayor fortaleza interior, trabajar en lo que está decadente y levantar las oportunidades de éxito qué tienes en tus proyectos.

ESCORPIÓN (23 octubre-21 noviembre). La palabra clave en ti es la magia mental y el elemento que te representa es el fuego de agua, esto es la máxima magia en nuestro planeta.

SAGITARIO (22 noviembre-21 diciembre). En esta ocasión tienes que ver la realidad, vas a tener pocas ganancias económicas, pero ya mañana tendrás otras oportunidades.

CAPRICORNIO (22 diciembre-21 enero). Es tiempo de expresar lo que tenías guardado, lo que ha estado latente, que es la experiencia y conocimiento que tienes para resolver todo.

ACUARIO (22 enero-19 febrero). La actividad intelectual puede incrementarse a tu favor si se sabe guiar con audacia y coherencia, lo único que tienes que hacer es ser objetivo.

PISCIS (20 febrero-20 marzo). Tu planeta indica buena influencia para reanudar relaciones o aclarar asuntos viejos, así como cambiar lo que has desarrollado mal.