Hopf terminó su ópera prima en el confinamiento

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 6 (EL UNIVERSAL).- Paula Hopf vivió durante tres meses en Berlín, Alemania, en pleno rebrote por el Covid-19, para terminar de escribir lo que se convertirá en su ópera prima, "Una muchacha normal".

Durante el primer mes, en octubre, decidió recorrer la capital teutona, aprovechando que aún los casos eran bajos, pero entre noviembre y diciembre casi no salió de su departamento.

La egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica había sido beneficiaria de una residencia que otorga una beca del Festival Internacional de Cine de Guanajuato, el Medienboard Berlin Brandenburg y el Goethe Institut México.

"En octubre estaba abierto y aproveché para darme una empapada cultural, que la ciudad ofrece mucho, fui a museos, caminé; pero ya en noviembre dijeron que ya no, había de hecho mucho escepticismo al respecto y decían que sólo sería de dos semanas (un nuevo confinamiento), pero no, y entonces me entregué de lleno a escribir", comenta Hopf.

"Una muchacha normal", su proyecto, es sobre una adolescente y la relación que tiene con su papá, un exrockero.

Catatonia, de Hari Sama, está como compañía productora y se espera que se meta a la primera convocatoria del Focine, nueva figura de apoyo al cine nacional, que abrió el pasado viernes.