Honran a fotógrafo español muerto durante invasión a Panamá

JUAN ZAMORANO
Un hombre mira una exposición fotográfica del reportero gráfico español Juantxu Rodríguez tomada durante la invasión estadounidense de Panamá, en la galería La Casa del Soldado en la Ciudad de Panamá, el martes 3 de diciembre de 2019. (AP Foto / Arnulfo Franco)

PANAMÁ (AP) — A pocas semanas de cumplirse el trigésimo aniversario de la invasión de Estados Unidos que expulsó al dictador panameño Manuel Antonio Noriega, una exposición busca rendir homenaje por primera vez a un fotógrafo español muerto en esa acción militar.

Se trata de una pequeña muestra del trabajo realizado por Juantxu Rodríguez años antes de la invasión y de algunas de las impactantes imágenes que tomó en las primeras horas de la operación estadounidense, entre ellas la de nueve cadáveres tendidos en la morgue de un hospital capitalino.

Rodríguez no era propiamente un fotógrafo de guerra y la invasión del 20 de diciembre de 1989 lo encontró por accidente en Panamá. Oriundo de Casillas de Coria, el español pasaba por la nación centroamericana en el marco de un trabajo que realizaba para diario El País sobre los padres jesuitas en América Latina tras la muerte un mes antes de un grupo de jesuitas españoles en El Salvador.

Rodríguez logró salir del aeropuerto de Panamá con ayuda de los diplomáticos de su país y en cuestión de horas consiguió fotografiar los intentos de saqueos en almacenes en el centro de la capital y acceder sorprendentemente al hospital Santo Tomás, adonde llevaban a los heridos y muertos durante el ataque estadounidense.

Pero en la mañana del 21 de diciembre cayó muerto tras recibir disparos de un soldado norteamericano frente a un hotel donde se encontraba la prensa extranjera. Tenía 32 años.

“Para nosotros la importancia de presentar la obra de Juantxu es que los panameños conozcan el recorrido y la trayectoria profesional de una de las víctimas de la invasión”, destacó a The Associated Press la cuñada y portavoz de la familia del fotógrafo, Elisa Pavón. Además, “porque llevamos 30 años, al igual que los familiares de las otras víctimas, pidiendo verdad, justicia y reparación”.

Aunque sólo se exhiben tres fotos de la invasión y copias de negativos con imágenes en las calles durante la acción militar tomadas por Rodríguez, para algunos que visitaron la muestra en el casco antiguo de la capital representó un momento desgarrador.

Entre esas personas se encontraba Trinidad Ayola, la presidenta de la Asociación de Familiares de los Caídos durante el 20 de diciembre y quien perdió a su esposo, un militar de las fuerzas de Noriega que tenía 28 años y que aparece entre los nueve cadáveres fotografiados por Rodríguez en la morgue.

“Me vuelven los recuerdos del día en que llegó esa foto a mis manos y me vuelve el mismo dolor que experimenté ese día”, expresó Ayola a AP.

La asociación programa una muestra fotográfica el viernes como parte de los actos de conmemoración de los 30 años de la invasión, que según cifras oficiales dejó algo más de 500 panameños muertos, entre civiles y militares, además de 23 bajas de soldados estadounidenses.

Se cree que una parte del material fotográfico de Rodríguez fue sustraído por las tropas estadounidenses, según el curador de la exposición, el cineasta panameño Enrique Castro, quien contó con el visto bueno de la familia del español y del centro cultural de España en Panamá para presentar la muestra.