Hong Kong prohíbe concentraciones públicas por conmemoración de aniversario de Tiananmen

·1  min de lectura

Los habitantes de Hong Kong que deseaban conmemorar este sábado el 33º aniversario de la sangrienta represión de la plaza Tiananmen en Pekín tuvieron que hacerlo de forma furtiva o en privado, pues la policía advirtió que no toleraría ninguna concentración pública.

Desde hace 33 años, las autoridades chinas hacen todo lo posible para eliminar esos hechos de la memoria colectiva: los libros de historia ni los mencionan y los comentarios en redes son censurados sistemáticamente.

El 4 de junio de 1989, el régimen envió tanques y tropas para reprimir a los manifestantes pacíficos que, desde hacía semanas, ocupaban la emblemática plaza Tiananmen para reclamar un cambio político y el fin de la corrupción sistémica. La represión causó cientos de muertos (que podrían ser más de mil según algunas estimaciones).

Este sábado en Pekín, Tiananmen amaneció bajo fuertes medidas de seguridad, con dispositivos de reconocimiento facial en las calles aledañas y controles aleatorios de transeúntes a quienes se pedía la identificación. Hablar de los hechos de 1989 es tabú en China. Pero ahora también lo es en Hong Kong, la antigua colonia británica que goza de ciertas libertades y autonomía desde su traspaso a Pekín en 1997.

En Hong Kong, la masacre se conmemoraba anualmente hasta que Pekín impuso en 2020 de una ley de seguridad nacional para acallar a la disidencia.

Desde las masivas protestas prodemocracia de 2019, las autoridades hongkonesas tratan de borrar la memoria de la masacre, prohibiendo las vigilias en 2020 y 2021 con la excusa de la pandemia y retirando estatuas de recuerdo de sus universidades.

Con AFP


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.