Hondureños buscan las tumbas de parientes fallecidos por covid-19 en Día de Difuntos

·2  min de lectura
Nahomy Aguilar, en la tumba donde le dijeron que estaba su abuela, quien contrajo la enfermedad de repente y fue llevada al hospital, donde luego les dijeron que había recibido sepultura en la tumba número 1.921 del cementerio Jardín de los Ángeles

Hondureños buscan las tumbas de parientes fallecidos por covid-19 en Día de Difuntos

Nahomy Aguilar, en la tumba donde le dijeron que estaba su abuela, quien contrajo la enfermedad de repente y fue llevada al hospital, donde luego les dijeron que había recibido sepultura en la tumba número 1.921 del cementerio Jardín de los Ángeles

Protegiéndose con mascarillas en el Día de los Difuntos, cientos de hondureños acudieron este lunes a los cementerios en busca de las tumbas de sus parientes fallecidos por covid-19, ya que muchos no sabían dónde fueron llevados después de morir en los hospitales.

Al contagiarse por coronavirus, numerosos pacientes salieron de sus casas hacia los hospitales de la capital cortando el contacto con sus familiares y, tras su muerte, fueron trasladados al cementerio Jardín de los Ángeles, 14 kilómetros al este de la ciudad.

Muchos de quienes llegaban allí este lunes comentaban que "la ultima vez que vieron [a sus parientes] fue cuando iban a ser internados en los hospitales", dijo a la AFP Melvin Herrera, empleado de la alcaldía de Tegucigalpa.

Una de las personas que acudió al camposanto fue Nahomy Aguilar, quien se tiró sobre la tumba donde le dijeron que había sido sepultada su abuela, María Elena Aguilar.

Nahomy contó que su abuela contrajo la enfermedad de repente y la llevaron al hospital, donde después les informaron que había recibido sepultura en la tumba número 1.921 del cementerio Jardín de los Ángeles.

"Yo la espero ver viva más bien", afirmó sin embargo César Aguilar, hermano de Nahomy, resistiéndose a creer la muerte de su abuela, ya que no pudo ver el cuerpo.

La alcaldía de Tegucigalpa destinó terrenos para abrir tumbas para las víctimas, en medio de la emergencia por la pandemia que también golpea a Honduras desde marzo pasado.

En el Jardín de los Ángeles fueron sepultados 251 fallecidos por covid-19, según Herrera.

Hasta este lunes, Honduras registraba 2.675 muertes a consecuencia del coronavirus y 98.212 contagios, aunque las autoridades reconocen que se trata de cifras por debajo de la incidencia real de la enfermedad en el país, puesto que se realizan muy pocas pruebas diarias.

nl/mas/rs