Honduras establece toque de queda "absoluto" por COVID-19 y mantiene 24 casos

Agencia EFE

Tegucigalpa, 20 mar (EFE).- Las autoridades de Honduras ordenaron este viernes toque de queda "absoluto" en todo el territorio, prohibiendo el tránsito y circulación de personas, e informaron que el país no se ha registrado ningún nuevo caso de contagio de coronavirus y se mantienen los 24 afectados.

El toque de queda "absoluto" en todo el país centroamericano entra en vigor a partir de las 18.00 hora local de hoy (00.00 GMT) y se mantiene hasta el próximo 29 de marzo, según un decreto ejecutivo, dijo el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, en una cadena nacional.

Las únicas excepciones al toque de queda son los médicos y personal sanitario, transporte de carga y periodistas debidamente acreditados, agrego.

Pacheco indicó que las fronteras aéreas, marítimas y terrestres de Honduras se mantiene cerradas al tránsito de personas, excepto al personal de transporte de carga.

ABASTECER ALIMENTOS

El Gobierno hondureño autorizó que las pulperías puedan abrir para abastecer de alimentos a la población, y anunció que camiones de la Suplidora Nacional de Productos Básicos recorrerá barrios y colonias para que la ciudadanía pueda adquirir sus artículos de primera necesidad Supermercados, farmacias, abarroterías, tortillerías, panaderías y servicios de entrega "express" serán autorizados para que pueden entregar productos a domicilio, siempre y cuando presenten ante la autoridad policial sus carné de identificación y la orden de entrega.

El ministro de Seguridad indicó que los extranjeros que se encuentran en Honduras y desean regresar a su país pueden gestionar ante el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos un "salvoconducto".

SIN NUEVOS CASOS

El viceministro de Salud, Roberto Cosenza, dijo que en las últimas horas no se ha registrado ningún nuevo caso de contagio de coronavirus en Honduras y se mantienen los 24 afectados confirmados ayer, muchos de ellos menores de edad.

"Les informamos que el día de hoy Honduras reporta cero casos nuevos positivos de COVID-19", enfatizó Cosenza, quien indicó que el Laboratorio Nacional de Virología realizó hoy 27 pruebas del virus y todas resultaron negativas.

Aseguró que los 24 casos positivos se encuentran "aislados y están siendo monitoreadas permanentemente" por personal sanitario.

El funcionario destacó que su país entró en fase 3 porque se "reportan grupos positivos con nexos epidemiológicos a los casos importados" de coronavirus, por lo instó a la población a "continuar" con las medidas establecidas por las autoridades y tomar medidas de prevención.

NO BAJAR LA GUARDIA

Por su parte, el titular de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Gabriel Rubí, aplaudió que su país no reporte nuevos casos de coronavirus, pero pidió a la población no bajar la guardia frente al coronavirus.

"Hoy más que nunca tenemos que más estrictos y más conscientes, con una sensibilidad diferente, en Honduras también hay niños contagiados por COVID-19", señaló.

Rubí dijo que todos los hondureños deben cuidarse y anunció "un plan importante y bien trabajado" para abastecer de alimentos y medicamentos a la población.

"Tenemos un plan para poder ir construyendo centros de aislamiento voluntario para personas que creen que pueden tener en riesgo a su familia por haber sido contacto de algún caso positivo de COVID-19, pero también para personas que están en condiciones leves y no representa ningún riesgo para su vida el haber sido diagnosticado", explicó el funcionario.

Al menos cinco de los otros 23 casos confirmados por coronavirus tienen nexo epidemiológico con el primer caso confirmado, una mujer embarazada que dio a luz ayer a un bebé sano que nació a las 32 semanas de gestación.

El alumbramiento se produjo por parto natural en el Hospital San Felipe de Tegucigalpa, y el bebé será trasladado a un hospital pediátrico, donde se mantendrá "en completa vigilancia y en observación" debido a que su madre es positiva de coronavirus, según las autoridades.

(c) Agencia EFE