Honduras: hijo de expresidente Lobo pide corregir sentencia

CLAUDIA TORRENS

NUEVA YORK (AP) — Fabio Lobo, hijo del expresidente de Honduras, Porfirio Lobo (2010-2014), presentó una petición a finales de octubre en una corte federal neoyorquina para que se corrija su sentencia de 25 años de prisión por tráfico de drogas, alegando que su abogado hizo un mal trabajo.

Lobo, quien fue sentenciado en 2017, aseguró que su abogado le recomendó en 2015 declararse culpable, ya que así podría obtener una sentencia de diez años. Lobo, sin embargo, acabó recibiendo más del doble tras declarase culpable.

“El peticionario certifica que si hubiera sabido que se exponía a una sentencia de 25 años, habría ido a juicio”, escribió Lobo en una carta firmada por él que incluye su número de preso.

The Associated Press contactó al defensor Manuel Retureta para pedir una reacción sobre la acción de Fabio Lobo. Vía correo respondió que por el momento no tenía comentarios, pero una vez que la Corte lo libere del acuerdo de confidencialidad, respondería adecuadamente.

Estados Unidos acusó a Lobo de enriquecerse mientras apoyaba las operaciones del cartel de "Los Cachiros" actuando como conexión entre éste y funcionarios hondureños corruptos. Según los fiscales, el cartel avisó entre cinco y ocho veces a Lobo de la llegada de drogas para que éste ofreciera protección en caso de que las autoridades interceptaran los cargamentos de cocaína. Lobo también ayudó al cartel a lavar dinero al facilitar la entrega de contratos del gobierno a una empresa de "Los Cachiros" a cambio de sobornos, dijeron los fiscales.

Las audiencias del caso en la corte federal de Manhattan causaron estupor en Honduras, ya que el exlíder de "Los Cachiros", Devis Leonel Rivera Maradiaga, testificó que colaboró con el expresidente Lobo y con Tony Hernández, el hermano del actual presidente Juan Orlando Hernández.

Sobre el exmandatario, Rivera Maradiaga dijo que pagó al menos 500.000 dólares a cambio de protección para llevar a cabo operaciones de tráfico de drogas.

El expresidente Lobo ha negado repetidamente las acusaciones. El mes pasado, Tony Hernández fue declarado culpable de narcotráfico por un jurado en Nueva York.

El hijo del expresidente también acusó al abogado de no haber hecho trabajo investigativo sobre su caso ni de haber contratado a un investigador privado, tal y cómo le había pedido Lobo. La esposa de Lobo también escribió una carta, incluida en la petición, en la que dice que el abogado cobró “una inimaginable cantidad de dinero” y no hizo nada.

La petición de corrección de sentencia fue presentando en el distrito sur de Nueva York, que es la misma corte donde una jueza sentenció a Lobo.