Los casos confirmados de COVID-19 aumentan a 36 en Honduras

Tegucigalpa, 24 mar (EFE).- Los casos confirmados de coronavirus en Honduras aumentaron este martes a 36, con seis nuevos contagios de personas con nexos epidemiológicos de otro paciente, informaron las autoridades del país centroamericano.

El vocero del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos, Francis Contreras, señaló en cadena nacional que cinco de los nuevos casos se reportan en el departamento de Colón, en el Caribe de Honduras, y un sexto en el departamento de Cortés, norte.

Los cinco casos de Colón son tres mujeres de 25, 36 y 41 años, y dos hombres de 36 y 41 años, todos se contagiaron "vía contacto directo" con uno de los pacientes confirmados la semana pasada, agregó.

El sexto paciente es un hombre de 57 años, procedente de Cortés, y fue confirmado a través de una prueba realizada por el Laboratorio Nacional de Virología.

Los seis pacientes están en "aislamiento, estables en su condición de salud y monitoreados constantemente por el personal de las regiones sanitarias", subrayó el funcionario.

Con estos seis nuevos casos, Honduras suma 36 los pacientes confirmados de COVID-19, de los que no se conocen más detalles.

Contreras indicó que desde el inicio de la pandemia en Honduras se han realizado 343 pruebas y 36 de ellas han dado positivo.

Del total de casos confirmados, 16 se reportan en el Distrito Central, que conforman las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula; 10 en Cortés; cinco en Colón; dos en la ciudad sureña de Choluteca, uno en La Ceiba y uno más en Lempira.

Para evitar que el coronavirus se propague, el Gobierno hondureño decretó ayer el cierre de los mercados y populares y comercios luego debido a que la población no ha cumplido el toque de queda establecido el pasado lunes.

Grupos de personas, muchos de ellos empleados del transporte público, han salido hoy a protestar en diferentes barrios de Tegucigalpa, la capital de Honduras, para exigir al Gobierno la distribución de alimentos debido a que el servicio que ellos prestan está suspendido desde hace una semana.

La Policía de Honduras desalojó a pequeños grupos que mantenían bloqueados un bulevar y la carretera que desde Tegucigalpa conduce al norte del país en demanda de alimentos.

Sin embargo, esta noche se han sumado a la protesta otras personas que aseguran que son vendedores ambulantes y que necesitan alimentos porque el Gobierno mantiene cerrados los mercados.

El Gobierno de Honduras ha anunciado que este miércoles comenzará a distribuir unas 800.000 raciones de alimentos a las familias más pobres y afectadas por la emergencia.

Un total de 38.757 nuevos casos globales de COVID-19 se registraron en el mundo en las últimas 24 horas, por lo que el total de afectados se eleva hoy ya a 372.757, mientras que los fallecidos son 16.231 (1.579 más que en la jornada anterior), según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

(c) Agencia EFE