Home office: La modalidad de trabajo que se popularizó durante la pandemia

Diana Sevilla
·4  min de lectura
Home office: La modalidad de trabajo que se popularizó durante la pandemia
Home office: La modalidad de trabajo que se popularizó durante la pandemia

El COVID-19 llegó al mundo a finales de 2019, en México leíamos las noticias sobre este suceso que ocurría en Asia y lo veíamos ajeno, algo lejano a nosotros. A principios del 2020, el virus comenzó a hacer boom en el planeta, los mexicanos comenzábamos a preocuparnos por el virus (pero sobretodo a hacer memes al respecto), ya que el primer caso llegó a nuestro vecino, Estados Unidos.
En febrero todos hablaban del inminente cese de actividades por el coronavirus; sin embargo, el 27 de febrero, se registró el primer caso del virus en México, el problema ya había llegado a nuestro territorio nacional. La epidemia poco a poco (aunque en realidad sucedió muy rápido) fue esparciéndose a lo largo de la república mexicana y el 11 de marzo, el coronavirus fue declarado oficialmente una pandemia. Días después, se declaró que México entraría en cuarentena, iniciando el lunes 23 de marzo del 2020.
Al entrar en cuarentena prácticamente todos los negocios tuvieron que cerrar sus puertas por tiempo indefinido, solo permanecieron abiertos aquellos que fueran esenciales. Con ello, infinidad de personas adoptaron el llamado home office.
¿Qué es el Home Office?
Home office, en inglés, es un espacio de trabajo dentro de casa, ya sea una oficina o un espacio adaptado. En la actualidad hacer home office es sinónimo de teletrabajo y sirve para describir el trabajo remoto desde casa.
Sin embargo, trabajo remoto no sería la traducción exacta, ya que el home office es en específico el trabajo desde casa, mientras que el trabajo remoto, o teletrabajo puede ser realizado en diferentes lugares, como un café, un internet u otros lugares ajenos al hogar.
Ventajas
El home office se popularizó e incrementó debido a la pandemia del coronavirus y aunque no es un panorama positivo, ciertamente esta modalidad de empleo tiene sus ventajas.
Comodidad
Puedes organizar tu tiempo y tareas conforme te sea necesario. Ya no gastas tiempo en el tráfico o en alistarte antes de irte al trabajo. Esos minutos o incluso horas desperdiciadas, las puedes aprovechar en hacer tareas pendientes o adelantar trabajo (si te es posible). Además, al hallarte en la comodidad de tu hogar, no es necesaria una vestimenta formal, te es posible trabajar en ropa de dormir o con lo que te sientas cómodo, bueno, a menos que tengas que realizar videollamadas con tus compañeros de trabajo.
Por Kaboompics en Pixabay
Invertir tu tiempo
Habrá momentos en los que tendrás tiempos libres (dependiendo de a lo que te dediques) que puedes invertir en diferentes actividades, como: realizar ejercicio (te mantendrá activo y con energía, muy importante si pasas mucho tiempo sentado); si tienes familia, ahora te será posible dedicarles más atención; aprender nuevas cosas, un nuevo idioma, recetas de cocina, tomar cursos en línea, entre otros.
Con ello tendrás una mayor motivación, aspecto que beneficiará tu bienestar, lo que también beneficiará a tu empresa, un empleado motivado trae resultados óptimos.
Por Geralt en Pixabay
Reducir gastos
Al encontrarte en la comodidad de tu hogar, reducirás varios gastos. Ya no tienes que trasladarte a tu oficina, por lo cual consumirás menos gasolina (si cuentas con carro) o menos dinero en transporte. Tal vez antes te preparabas un almuerzo para comer en la oficina, pero probablemente en ocasiones, comprabas comida ya preparada. Estando en tu hogar, este gasto se ve reducido.
Por Nosheep en Pixabay
Desventajas
No todos son pétalos y rosas, esta modalidad también tiene sus desafíos, quienes la practican o la han practicado, tal vez hayan pasado por alguna de las siguientes desventajas.
¿Dónde trabajar?
No todo el mundo tiene una oficina o un lugar designado en su casa para exclusivamente trabajar, en especial si se comenzó a hacer home office inesperadamente. En tu oficina muy probablemente tenías tu escritorio y una silla reclinable, ahora todos esos elementos debes de tenerlos en tu hogar.
Distracciones
El trabajar en una oficina asegura que no habrá distracciones o elementos ruidosos, ya que todo el que está ahí, también se encuentra trabajando. Ahora, trabajar desde casa, implica trabajar junto a sus distracciones: tu familia o con quien vivas(ellos se encontrarán haciendo su rutina diaria, también es posible que te pidan convivir con ellos a pesar de que te encuentras trabajando); los ruidos del exterior (carros pasando, camiones, niños jugando, entre otros); mascotas (al estar tú presente querrán tu atención).
Condición física
Puede que tu condición física haya decaído debido al trabajo en casa; el no tener una rutina fuera de casa, puede causar a la par una falta de hábitos saludables. Posiblemente sea tentador dormir más, permanecer sentado o acostado y comer comida chatarra.
Aislamiento
Permanecer en casa, posiblemente sea un desafío, ya que trabajas básicamente aislado, lejos de otros, la comunicación cara a cara ya no existe. Llega a ser un problema el ya no poder convivir con los compañeros de trabajo, después de todo, somos seres sociales.
La pandemia provocó que muchos adoptaran el home office, esto no tiene por que ser malo, mantente en contacto con tus compañeros y familiares para mantenerte motivado durante estos tiempos.
Y tú, ¿trabajas en casa?

VIDEO RELACIONADO:
Tráiler "The Suicide Squad"