¿Los hombres practican el autocuidado?

Sandra E. Garcia
·6  min de lectura
Salehe Bembury en una excursión en Los Ángeles el 1.° de febrero de 2021. (Chase Hall/The New York Times)
Salehe Bembury en una excursión en Los Ángeles el 1.° de febrero de 2021. (Chase Hall/The New York Times)
Salehe Bembury en una excursión en Los Ángeles el 1.° de febrero de 2021. (Chase Hall/The New York Times)
Salehe Bembury en una excursión en Los Ángeles el 1.° de febrero de 2021. (Chase Hall/The New York Times)

Los anuncios son siempre los mismos: un rastrillo se compara con un auto de carreras o un avión. Un gel de ducha pretende hacer que los hombres huelan como un oso. También hay anuncios realmente absurdos de productos de higiene masculina, uno de los cuales muestra a un Terry Crews sin camisa y musculoso que sale de la barba de otro hombre para invitarlo a afeitarse con una crema fabricada por Old Spice.

Para comercializar cualquier tipo de cuidado personal entre los hombres, muchas empresas insisten en una idea de masculinidad extrema. Puede haber algunas excepciones a la regla, como el corto contra el acoso escolar que Gillette lanzó en 2019, pero por lo general todo viaja a velocidad Mach 5.

¿Se siente anacrónico todo esto?

En los últimos cinco años, las empresas de cuidado de la piel han confundido cada vez más la belleza con el bienestar. El 65 por ciento de los clientes de Ulta relacionaron ambas categorías en una encuesta de la empresa, según Monica Arnaudo, directora de comercialización de la compañía, y añadió que un número aún mayor de encuestados varones lo hizo (tres de cada cuatro), a pesar de que el espacio en las estanterías destinado a los productos de cuidado de la piel para hombres no ha aumentado notablemente en los últimos años.

“Estamos viendo que el papel de la belleza está evolucionando para incluir un fuerte elemento de inversión en uno mismo”, comentó Arnaudo.

Aunque aparecen menos chicas con poca ropa que antes, los productos de cuidado personal para hombres siguen comercializándose a través de la excitación: conducción a alta velocidad, ruidos fuertes e ideas extravagantes sobre el hombre y la naturaleza. Pero la mayoría de los hombres no encuentran la paz imaginándose como centauros. Y nutrir el espíritu puede facilitarse con muchas actividades.

Una línea de cuidado de la piel que espera desbaratar el mercado hiperdividido por géneros es Humanrace, del artista y superproductor Pharrell Williams. En noviembre, Williams se convirtió en uno de los muchos famosos que se han aventurado en el negocio del cuidado de la piel. Los productos, que desarrolló con su dermatóloga, Elena Jones, consisten en un limpiador, un exfoliante y una crema hidratante; el kit de rutina —lo que Williams describió como un facial de tres minutos— cuesta 100 dólares.

Williams, que hace cuatro años comenzó a usar un desodorante con aroma a vainilla y rosa porque no quería oler a “loción de afeitado de los años 70”, pone su fe en esa rutina. Aprendió a incorporarla a la vida diaria acompañado por Jones hace 20 años, después de que una de sus amigos le sugiriera que hiciera más por su piel.

“Se burlaba de mí”, dice Williams. “Me decía: ‘¿Qué pasa? ¿Te levantas y te duchas y usas el mismo jabón en el cuerpo que en la cara?’”.

Esas preguntas inspiraron a Williams, de 47 años, que atribuye su rostro juvenil a su rutina de cuidado, a ir más allá de sí mismo. Ahora es un evangelista del cuidado de la piel, con sus propios tutoriales difundidos en YouTube.

“Para mí, la rutina dura consiste en tener en cuenta tu espíritu, considerar tu mente y luego lo que estás haciendo físicamente”, dijo Williams. “Sin duda es un momento para reflexionar y autoproyectarse o pensar en tu trayectoria del día”.

Para algunos hombres, el autocuidado va un poco más allá de reflexionar mientras cuidan su piel con intención. Salehe Bembury, un diseñador de zapatos que ha diseñado calzado para Versace, New Balance y Yeezy, considera que alcanzar nuevas alturas es su forma de autocuidado.

“Me encuentro encima de un piso entero de nubes prácticamente solo y ahí encuentro mucha paz”, dice Bembury. “Son dos horas de tiempo casi imperturbables con mi cerebro, mis pensamientos y mis percepciones”.

Envejecer animó a Bembury, de 34 años, a enfocarse más en su bienestar físico y mental. Mientras que cuando tenía 20 años podía recuperarse rápidamente de una noche de fiesta, ahora se da cuenta de que se queja cada vez que se sienta o se levanta, dice.

Ahora, Bembury, que se crio con una dieta pescetariana, hace estiramientos y bebe agua constantemente, junto con un puñado de prácticas más, como no comer comida basura y diluir los jugos, algo que su madre siempre le decía que hiciera y que, dice, nunca se tomó en serio.

En 2020, Bembury fue detenido por agentes de policía en Rodeo Drive y le pidieron que presentara su identificación y mantuviera las manos en los bolsillos. Bembury sintió que la policía lo tenía en la mira por ser negro, así que grabó el encuentro y lo publicó en internet. El video se hizo viral.

“Soy un hombre negro de 34 años. He tenido que lidiar con el racismo”, dijo Bembury y añadió que, aunque estaba perturbado, hizo un acuerdo consigo mismo para no dejar que le afectara, sino que centró su atención en el interior y reflexionó sobre la situación para protegerse.

“Eso es lo único que importa”, dijo Bembury.

Lo que le importa al rapero Action Bronson (alias Ariyan Arslani) son las actividades que le recuerdan la época cuando era un niño con mente despreocupada y una creatividad vívida. Esa es su forma de autocuidado y de reflexión.

“Para mí, cuando estoy en el agua, estoy a la deriva, ¿quién sabe?”, dijo Bronson, de 37 años. “Se trata de cuidar tu mente, no tiene que ser solo el cuerpo. Se trata de cuidar todo tu ser, tu espíritu. Es una limpieza de espíritu”.

El año pasado, cuando la pandemia obligó a Bronson a hacer una pausa por primera vez desde que comenzó su carrera como rapero a finales de la década de 2000, por fin tuvo tiempo para concentrarse. Eligió enfocarse en su salud; lo hizo por su familia. Bronson, que se ha hecho de una carrera disfrutando de opulentas comidas por todo el mundo, decidió que era el momento de hacer algo por su peso después de que su mujer lo “avergonzara”, comentó.

“El autocuidado era asegurarme de estar cerca de mí mismo para poder cuidar de mi familia”, dijo Bronson, ahora padre de un hijo pequeño. “Mi capacidad atlética se ha desbloqueado. He recuperado la capacidad de hacer muchas cosas”.

Williams también aprendió a cuidarse gracias a los consejos del sexo opuesto.

“Las mujeres siempre han desempeñado ese papel en mi vida”, dijo. “Es bueno aceptar los consejos de alguien que ha soportado mucho más de lo que tú vas a soportar en esta vida”.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2021 The New York Times Company