2 hombres se enfilan a exoneración de homicidio de Malcolm X

·5  min de lectura
Fotografía de archivo de Khalil Islam, al centro, registrado como el tercer sospechoso en el homicidio del activista Malcolm X, el 3 de marzo de 1965, en Nueva York. (AP Foto, archivo)

NUEVA YORK (AP) — Dos de los tres hombres que fueron condenados por el asesinato de Malcolm X están por ser exonerados el jueves, luego de insistir en su inocencia desde el homicidio en 1965 de uno de los más reconocidos activistas por los derechos civiles de Estados Unidos, señalaron el miércoles sus abogados y el principal fiscal de Manhattan.

Una nueva investigación de casi dos años reveló que las autoridades retuvieron evidencia que favorecía a la defensa en el juicio de Muhammad Aziz, actualmente de 83 años, y el difunto Khalil Islam, indicaron sus abogados, el Innocence Project y el abogado por los derechos civiles David Shanies.

Aziz dijo que su declaración de culpabilidad fue “el resultado de un proceso que fue corrupto desde la raíz, uno que es demasiado familiar" incluso en la actualidad.

“No necesito que un tribunal, fiscales o un pedazo de papel me digan que soy inocente”, dijo en un comunicado. Pero indicó que está contento de que sus familiares, amigos y abogados puedan ver “que se reconozca oficialmente la verdad que todos hemos conocido”.

Instó al sistema de justicia penal a “asumir la responsabilidad por el daño inconmensurable que me causó".

Aziz fue liberado en 1985. Islam salió de prisión dos años después y murió en 2009. Después de su liberación, ambos vivieron con la etiqueta de ser los supuestos asesinos de Malcolm X.

El fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr., tuiteó que su oficina se unirá a los abogados de los acusados para solicitarle al juez el jueves que deseche las condenas.

“Estos hombres no recibieron la justicia que merecían”, dijo Vance al The New York Times, el primer medio en reportar sobre la exoneración. El cofundador del Innocence Project, Barry Scheck, se refirió al caso como “uno de los errores judiciales más flagrantes que haya visto”.

Malcolm X, una de las figuras más controversiales y cautivadoras de la época de la lucha por los derechos civiles, ganó reconocimiento como el principal portavoz de la Nación del Islam, una organización de musulmanes negros que proclamaba que el separatismo racial era un camino hacia la autorrealización. Es famoso el exhorto que hizo a la población de raza negra a exigir sus derechos “por cualquier medio que sea necesario”, y se refería a las personas de raza blanca como “demonios de ojos azules”. Posteriormente, Malcolm X se pronunció contra el racismo.

Aproximadamente un año antes de su muerte se distanció de la Nación del Islam y más tarde realizó un peregrinaje a La Meca, regresando a Estados Unidos con una nueva visión sobre el potencial de unión entre las razas. Algunos en la Nación del Islam lo consideraban un traidor.

Fue asesinado a disparos cuando comenzaba a dar un discurso en el Audubon Ballroom de Harlem, el 21 de febrero de 1965, a los 39 años.

Aziz, Islam y un tercer hombre, Mujahid Abdul Halim —también conocido como Talmadge Hayer y Thomas Hagan— fueron declarados culpables de homicidio en marzo de 1966 y sentenciados a cadena perpetua.

Hagan dijo que él era uno de tres hombres armados que balearon a Malcolm X, pero testificó que ni Aziz ni Islam estaban involucrados. Ambos, conocidos en ese entonces como Norman 3X Butler y Thomas 15X Johnson, sostuvieron todo el tiempo que eran inocentes y ofrecieron coartadas en su juicio en 1966. No había evidencia física que los vinculara con el crimen.

“Thomas 15 Johnson y Norman 3X Butler no tuvieron nada que ver con este crimen”, dijo Hagan en una declaración jurada en 1977.

Hagan obtuvo libertad condicional en 2010. El miércoles se le dejó un mensaje telefónico en un número que tenía en ese entonces.

Él identificó a otros dos individuos como los atacantes, pero nadie más fue arrestado.

Según The New York Times, la nueva investigación descubrió que el FBI tenía documentos que apuntaban hacia otros sospechosos, y un testigo que aún vive respaldó la coartada de Aziz, quien al momento del tiroteo estaba en su casa recuperándose de una lesión en la pierna

El testigo, a quien las autoridades nunca habían interrogado y quien fue identificado únicamente con las iniciales “J.M.” señaló que habló con Aziz al teléfono de su casa el día del asesinato, reportó el periódico.

Además, la revisión descubrió que los fiscales tenían conocimiento de que había agentes de policía encubiertos en el salón de eventos en el que se desató el tiroteo, aunque nunca lo revelaron, y la policía sabía que alguien había llamado horas antes al Daily News of New York para decir que Malcolm X sería asesinado.

El Departamento de Policía de Nueva York y el FBI señalaron el miércoles que colaboraron plenamente con la nueva pesquisa, pero se negaron a dar comentarios adicionales.

“No maté a Malcolm X”, dijo Aziz en una conferencia de prensa en 1998, después de que la Nación del Islam lo designó al frente de la mezquita en la que Malcolm X había predicado.

Una década después, Islam les dijo a personas reunidas en una librería de Harlem: “Necesito que se me exonere. Pasé 22 años en prisión”.

“Exonerar a estos hombres es una declaración justa y bien merecida de su verdadero carácter”, dijo Shanies en un comunicado. Deborah Francois, una abogada en su oficina, dijo que las condenas fueron “resultado de un grotesco comportamiento indebido y de un sistema de justicia penal dirigido contra las personas de color”.

La fiscalía de distrito de Manhattan reconoció públicamente que sopesaba reabrir el caso después que Netflix transmitió la serie documental “Who Killed Malcom X?” el año pasado. La serie analiza una teoría formulada por expertos de que los dos hombres eran inocentes y que algunos de los verdaderos asesinos habían escapado.

___

Los periodistas de The Associated Press Michael R. Sisak y Karen Matthews contribuyeron a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.