Dan a tres hombres 11 años de prisión por ataque armado

GUAYMAS, Son., diciembre 28 (EL UNIVERSAL).- Tres hombres fueron sentenciados a 11 años 4 meses de prisión por los delitos de tentativa de homicidio calificado y asociación delictuosa, tras realizar un ataque armado contra policías estatales.

La Fiscalía de Sonora informó que el Juez estableció la pena para Jorge Alberto "N", Sergio Alán "N" y José Salomón "N".

Los tres hombres fueron capturados tras una agresión armada que cometieron en contra de agentes de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), quienes repelieron la agresión y fueron apoyados en esta contraofensiva por elementos de otras corporaciones, lo que permitió la aprehensión de los agresores.

Una vez capturados, quedaron vinculados a proceso y en prisión preventiva, y al darse las condiciones adecuadas para llevar a cabo el procedimiento abreviado, al cual accedieron las partes involucradas, el Juez les dictó sentencia condenatoria.

De acuerdo con los testimoniales de las víctimas y las investigaciones realizadas por personal de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) de la Fiscalía de Sonora, los tres individuos llegaron a un domicilio de la colonia Lomas de Colosio, de Guaymas.

Iban a bordo de una camioneta color rojo, de la cual descendieron portando armas de fuego tipo fusil y una pistola, y empezaron a disparar en contra de los elementos que estaban abordando su unidad, con la intención de privarlos de la vida.

Los agentes de la PESP, víctimas de la agresión, lograron escapar del lugar y repeler las balas gracias a la pericia y las maniobras realizadas por el conductor del vehículo oficial, quien pudo alejarse del sitio mientras sus compañeros se defendían con las armas de cargo y apoyados por elementos de otras corporaciones que estaban en el lugar.

José Alfredo, Margarita Alejandra, Christian Alán y Luis Arturo, los agentes de la PESP víctimas de la agresión, lograron sobrevivir al ataque.

En tanto, los agresores, que ya están sentenciados, deberán cubrir una multa y realizar la reparación del daño moral y material salvaguardando los derechos de las víctimas.