Hombre secuestró y agredió sexualmente a una adolescente herida después de que cayera por las escaleras del metro

·3  min de lectura

Se condenó a un hombre por el secuestro y agresión sexual de una joven gravemente herida en Londres, confirmó la Policía Metropolitana.

Sharif Abbas, de 30 años, fue declarado culpable de secuestro y agresión sexual el lunes 20 de diciembre en el Tribunal de la Corona de Southwark. El ataque ocurrió en el verano de 2019.

El domingo 16 de junio de 2019, una mujer de 19 años caminaba de un andén a otro en la estación de metro de Bond Street cuando se cayó por unas escaleras.

Sufrió una herida en la cabeza y una muñeca rota, y caminó hasta una plataforma donde se sentó mientras sangraba con abundancia. Se dice que su lesión en la cabeza dejó su cráneo expuesto.

Sharif Abbas se acercó a ella y se ofreció a ayudarla, la llevó fuera de la estación. Se puso un chaleco de “alta visibilidad” (fosforescente) y exploró un sótano vacío en un edificio cercano, al que la llevó con el pretexto de que necesitaba examinar sus heridas.

Sharif Abbas se acercó y ofreció su ayuda, llevó a la adolescente a un sótano vacío en un edificio cercano (Cortesía de la Policía Metropolitana)
Sharif Abbas se acercó y ofreció su ayuda, llevó a la adolescente a un sótano vacío en un edificio cercano (Cortesía de la Policía Metropolitana)

En cambio, Abbas la agredió sexualmente.

Abbas activó una alarma silenciosa al entrar al edificio, la cual alertó a los agentes de policía que llegaron al lugar para investigar. Encontraron a Abbas con la joven debajo de una pasarela cubierta que no era visible para nadie que pasara a nivel de la calle.

Los oficiales encontraron a Abbas parado detrás de la víctima con sus manos debajo de su ropa y la bragueta de sus pantalones desabrochada. Lo arrestaron bajo sospecha de agresión sexual y lo llevaron a una estación de policía en el norte de Londres.

El LAS (Servicio de Ambulancias de Londres) llevó a la mujer herida a un hospital en el oeste de Londres. Se sometió a una cirugía por su muñeca rota y recibió tratamiento por su lesión en la cabeza. Desde entonces, se ha recuperado por completo de esas lesiones.

Abbas declaró a los oficiales en una entrevista policial que no se le ocurrió presionar el botón de emergencia en la plataforma del metro, ni los otros tres botones de emergencia con los que pasó cuando condujo a la víctima fuera de la estación.

También afirmó que trató de llamar a una ambulancia en la estación de metro pero no pudo obtener una señal telefónica, y que la víctima le pidió que no llamara a una ambulancia.

Sin embargo, no se hizo ninguna llamada al 999 en los 45 minutos que estuvieron juntos. Tampoco administró ningún tipo de primeros auxilios.

Después de que Abbas afirmó que había hablado con un hombre que se suponía que debía proporcionarle vendas y primeros auxilios, los agentes vieron el circuito cerrado de televisión del edificio que mostraba que ninguna otra persona había entrado en contacto con Abbas y la víctima.

El detective Constable Nigel Pacquette, que investigó el ataque, elogió a la víctima y la calificó de “increíblemente valiente”. Comentó que ella ya no vive en el Reino Unido, pero que estaba dispuesta a viajar y ponerse en cuarentena para participar en el proceso de juicio.

Añadió: “Es deplorable aprovecharse de una mujer herida de gravedad, sobre todo en un momento en el que necesitaba atención médica urgente. Afortunadamente, el pensamiento rápido de los oficiales que respondieron a la llamada de alarma aseguró que Abbas fuera detenido en el lugar”.

“Fue calculador y depredador y el veredicto es el resultado correcto para garantizar que otras mujeres estén protegidas de él”.

“Soy consciente de que los detalles de este caso y la naturaleza depredadora de delincuentes como Abbas infundirán miedo en muchas mujeres. Trabajamos arduamente para sacar a los delincuentes de este tipo de nuestras calles y continuaremos haciendo uso de todos los recursos disponibles para llevar a esos delincuentes ante los tribunales”.

“Insto a todas las mujeres que se encuentren en una situación en la que tengan miedo a que den la alarma. Díle a alguien, acércate a otras personas, lo que sea necesario para asegurarte de que te sientas segura y a salvo. Si crees que estás en peligro, no lo dudes, marque el 999”.

Se puso a Sharif Abbas bajo custodia y comparecerá para sentencia el lunes 28 de febrero de 2022.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.