Hombre pide aclarar deceso de su esposa e hijo en IMSS de Chiapas

·2  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., noviembre 19 (EL UNIVERSAL).- Miguel Ángel López López denunció que su cónyuge, Matilde Ruiz Hernández, y su hijo nonato fallecieron en la clínica rural del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) del municipio de Bochil, Chiapas, presuntamente por falta de atención médica.

El pasado 1 de noviembre, el campesino trasladó a su esposa, que estaba en labor de parto, al hospital del IMSS. Ahí le proporcionaron una silla de ruedas y luego la colocó en la cama, donde la mujer estuvo unos 45 minutos.

"Estuve como 10 minutos junto ella. Me sacaron y me mandaron atrás de la cortina; 15 minutos después me mandaron a la sala de espera y estuve allí aproximadamente 25 minutos; después me llamaron para decirme que había fallecido", relató López López.

Miguel Ángel aseguró que su pareja murió porque no la atendieron.

"Tan siquiera hubieran intentado llevarla al quirófano para hacer la cesárea. Es la inconformidad que tengo. Pudieron salvar una vida, pero murieron los dos en la misma cama, sin que los llevaran al quirófano", sostuvo.

Al fallecer su esposa y el bebé, Miguel Ángel pidió un documento oficial para trasladarla a su domicilio, pero le extendieron "un papel limpio".

"Fui a pedir que lo llenaran, pero no quiso hacerlo la doctora", dijo.

El hombre buscó la ayuda de un médico particular para que el acta asentara que su cónyuge falleció en el hospital. Al tercer día, una enfermera llegó de visita a su vivienda a pedirle una copia del certificado.

"Le di la copia y el 11 de noviembre llegaron otra vez dos enfermeras a pedir otra copia y a preguntar cómo fue que murió mi esposa. Les dije todo, ahora sé que ya tienen otro certificado de defunción, que ya es otro el número de folio", afirmó.

Miguel Ángel demandó que se aclare el deceso de su pareja y que se responsabilice al personal médico por las supuestas omisiones o negligencias incurridas.

Sobre el caso, el IMSS en Chiapas informó que la mujer de 36 años, que "cursaba un embarazo aparentemente de término", llegó al hospital rural el 1 de noviembre después de acudir a una partera. La paciente "no llevó control prenatal, como consta en el expediente clínico", aseveró.

La institución precisó que Matilde ingresó a las 09:35 horas al hospital, donde personal médico de base, especialista en cirugías para servicios rurales indicó que la paciente presentaba sangrado vaginal abundante, desde el traslado de su domicilio a su ingreso al nosocomio.

Afirmó que se constató falta de frecuencia cardíaca audible "en paciente y feto". Ante el pronóstico, se le aplicó reanimación cardiopulmonar avanzada, "brindando cinco ciclos sin respuesta".

Por las condiciones de su llegada, indicó el IMSS, se notificó al Ministerio Público de Bochil para el trámite del certificado de defunción, que fue realizado por un médico privado que diagnosticó "choque hipovolémico grado IV, hemorragia obstétrica y probable desprendiendo de placenta".