Hombre paseaba a su perro cuando encontró ‘un escalofriante rastro de sangre’. Más tarde, el misterio salió a la luz

Un hombre que la semana pasada paseaba con su perro, ayudó a la policía a solucionar un misterio en una localidad del centro de la Florida.

“Algunos días, una mañana amanece como otra cualquiera. Pero termina siendo diferente”, comenzó diciendo una publicación que la policía del Condado Brevard (BCSO) colgó en Facebook.

La agencia dijo que el hombre llamó a la policía tras encontrar un rastro de sangre que llevaba a la casa de su vecino en Satellite Beach en las primeras horas del 1ro. de noviembre. Las ventanas de la casa estaban rotas, y también había sangre en la puerta del frente.

Cuando patrulleros del departamento llegaron al lugar, hallaron a “un hombre tirado en una cama y mucha sangre por todas partes”. Las atroces fotografías del sitio que el BCSO colgó en Facebook parecen salidas de una película de horror.

El sospechoso, que después fue identificado como Jonathan Leaf, se despertó cuando los agentes entraron a la vivienda. Leaf, de 32 años, dijo “no recordar qué lo llevó la noche anterior a esa casa”, pero en algún momento, dijo el BCSO, Leaf debió romper una ventana para poder entrar.

Al parecer, durante su intento para entrar a la casa, Leaf se cortó seriamente el brazo con los cristales rotos, lo que provocó toda la sangre desperdigada por la casa.

Las autoridades creen que Leaf se desmayó en la cama debido a las graves heridas que sufrió.

Leaf fue llevado a un hospital cercano para ser atendido y luego trasladado a la cárcel del Condado Brevard donde se le acusó de entrar ilegalmente en una vivienda desocupada y de comportamiento delictivo. Se le fijó una fianza de $15,000.

“¿Alguien cree que un cristal lo puede cortar?”, preguntó en Facebook, Wayne Ivey, jefe de la policía de Brevard al hablar del incidente. “¡Si se comporta de forma estúpida lo sabrá!”

Traducción de Jorge Posada