Hombre negro es golpeado hasta la muerte por guardias de seguridad de local de Carrefour en Brasil

·2  min de lectura
Un hombre toma una fotografía junto a un letrero que dice "Justicia. Beto vive", luego de que João Alberto Silveira Freitas fuese golpeado hasta la muerte por guardias de seguridad en un supermercado Carrefour ein Porto Alegre
Un hombre toma una fotografía junto a un letrero que dice "Justicia. Beto vive", luego de que João Alberto Silveira Freitas fuese golpeado hasta la muerte por guardias de seguridad en un supermercado Carrefour ein Porto Alegre

SAO PAULO, 20 nov (Reuters) - Carrefour Brasil dijo el viernes que había rescindido el contrato de la empresa de seguridad cuyos empleados habían matado a golpes a un hombre negro en uno de sus supermercados en la ciudad de Porto Alegre, en el sur de Brasil.

Citando a la policía militar del estado de Rio Grande do Sul, el canal de noticias Cable G1 dijo que el incidente ocurrió el jueves por la noche cuando una empleada de la tienda llamó a seguridad después de que el hombre amenazó con atacarla.

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes de la golpiza y tributos a la víctima. Fue identificado en los medios locales por su padre como João Alberto Silveira Freitas, de 40 años.

En un comunicado, Carrefour Brasil, la unidad local de la francesa Carrefour SA, dijo que lamentaba profundamente lo que calificó como una muerte brutal y dijo que inmediatamente tomó medidas para garantizar que los responsables fueran castigados legalmente.

Dijo que rescindiría el contrato con la empresa de seguridad, despediría al empleado a cargo de la tienda en el momento del incidente y cerraría la tienda como una señal de respeto.

La Policía Militar dijo en un comunicado que "reafirma su compromiso con la defensa de los derechos fundamentales y su vehemente rechazo a todos los actos de violencia, discriminación y racismo".

El comunicado también dijo que uno de los guardias de seguridad involucrados en el ataque era un policía militar fuera de servicio.

Un fotógrafo de Reuters vio a los miembros negros del concejo municipal protestando frente al supermercado, y se planeó una manifestación más grande contra el racismo en el mismo lugar para más tarde el viernes, un feriado de la Conciencia Negra en varias ciudades de Brasil.

A los brasileños les gusta pensar en su país como una democracia racial y el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro niega la presencia del racismo. Pero la influencia de la esclavitud -que fue abolida en 1899- sigue siendo evidente.

Los brasileños negros representan el 64% de los desempleados del país, mueren más jóvenes y tienen casi tres veces más probabilidades de ser víctimas de homicidio, según datos del gobierno de 2019.

(Reporte de Alberto Alerigi Jr, Jamie McGeever y Anthony Boadle; Editado en español por Juana Casas)