Hombre negro esclavizado por un jefe blanco durante 5 años debería recibir $500.000, dictamina la corte

Joanna Taylor
·2  min de lectura
 ( ABC 15 News)
( ABC 15 News)

Un hombre negro que fue "esclavizado efectivamente" por su gerente blanco debería recibir $546.000 por los cinco años que estuvo obligado a trabajar sin paga, dictaminó un tribunal.

Bobby Paul Edwards obligó a John Christopher Smith, que tiene una discapacidad de aprendizaje, a trabajar más de 100 horas a la semana en la cafetería J&J en Conway, Carolina del Sur, entre 2009 y 2014.

Edwards fue sentenciado a 10 años de prisión en 2019 después de ser investigado por el FBI y se le ordenó pagar a Smith un poco más de $273.000 en restitución.

Pero la Corte de Apelaciones dictaminó el 21 de abril que Smith debería recibir el doble de esa cantidad, debido a la demora entre completar su trabajo y recibir el pago.

“Los salarios mínimos y la compensación por horas extra deben pagarse al día a medida que se realiza el trabajo, de modo que un empleado reciba la compensación prescrita sin demora”, dictaminó el juez Paul V Niemeyer.

"Cuando un empleador no paga esos montos, el empleado sufre pérdidas, lo que incluye la pérdida del uso de ese dinero durante el período de demora".

El juez Niemeyer concluyó que Edwards había "esclavizado efectivamente" a Smith durante cinco años, tiempo durante el cual fue abusado verbal y físicamente. El afectado fue golpeado, incluso con cacerolas de cocina, azotado con un cinturón y quemado en su cuello con tenazas de metal caliente por un supuesto error.

Leer más: Corea del Norte describe el K-pop como una “explotación similar a la esclavitud”

Edwards mantuvo a Smith aislado de sus amigos y familiares en un pequeño apartamento adjunto al restaurante y lo obligó a trabajar hasta 17 horas al día, siete días a la semana. El hombre esclavizado finalmente fue retirado de la cafetería J&J después de que el familiar de un empleado del restaurante alertara a las autoridades sobre el abuso.

Antes de 2009, Smith trabajó en J&J Cafetería durante 19 años bajo la dirección de otros miembros de la familia Edwards. Comenzó a trabajar como lavaplatos a los 12 años antes de convertirse en cocinero y se le pagó por su trabajo hasta que Bobby Paul Edwards se hizo cargo del restaurante.

Smith dijo que se sintió "inseguro" durante los cinco años en los que Edwards lo obligó a trabajar, y que se sintió “como si estuviera en prisión".

Relacionados

Tony Sewell invoca las letras anti-opresión de Bob Marley para defender los comentarios sobre la esclavitud

El Congreso se encamina hacia una votación histórica sobre reparaciones por esclavitud; algunos lugares ya los están pagando

Una historia de esclavitud y viajes espaciales en Brasil