Turista asesinado a tiros en un restaurante de Miami Beach protegió a su bebé con su cuerpo

·2  min de lectura
El joven padre fue asesinado mientras comía con su esposa y su hijo en la terraza de un restaurante en South Beach. (Captura de Fox13/YouTube)
El joven padre fue asesinado mientras comía con su esposa y su hijo en la terraza de un restaurante en South Beach. (Captura de Fox13/YouTube)

Un hombre mató a tiros a un turista que estaba cenando con su familia en un restaurante de Miami Beach y se abalanzó sobre su hijito de un año para protegerlo cuando el agresor le apuntó con el arma, informaron autoridades y un familiar.

Tamarius Blair David Jr., de 22 años, vecino de Norcross, Georgia, confesó haber matado a Dustin Wakefield, de 21, la noche del martes.

El sujeto alegó haber cometido el crimen "porque estaba drogado y se sentía invencible", según el reporte policial.

FLORIDA ASESINATO (AP)
Tamarius Blair David Jr., de 22 años, se había drogado y dojo que se sentía empoderado para matar. (AP)

David al parecer dijo a la policía que entró al restaurante La Cervecería a eso de las 6:30 de la tarde y sin razón alguna decidió dispararle a Wakefield, quien había venido desde Castlerock, Colorado para pasar vacaciones con su familia. 

Mike Wakefield, tío de la víctima, narró al Miami Herald que su sobrino se abalanzó sobre el niñito para protegerlo.

"Ese tipo entró en el restaurante con una pistola, gritando que es hora de morir. Apuntó al niño y Dustin dijo 'es apenas un niñito'", relató Mike Wakefield, quien aclaró que él no estaba allí pero escuchó la versión de otros familiares.

"Dustin se paró y se puso entre el atacante y el bebé y él tipo le disparó. Cayó al piso y él seguía disparando", añadió.

En cuanto a su sobrino, quien trabajaba en la construcción, declaró: "Era un buen muchacho, amaba a su familia, estaba encantado de ser padre".

AVISO: Las imágenes pueden herir su sensibilidad

David salió corriendo del restaurante y fue capturado en un callejón. Video tomado con celular, obtenido por el Herald, muestra a David tirado en el piso boca arriba y sonriendo mientras los policías se le acercan y le gritan que si toca la pistola le dispararán. 

Se ve a David acurrucándose en posición fetal, luego otra vez colocándose boca arriba y gritando. "Me rindo, me rindo, me rindo", mientras los policías lo voltean boca abajo para esposarlo. A unos tres metros (10 pies) se ve la pistola tirada en el suelo.

David está detenido en la cárcel de Miami-Dade, sin derecho a fianza. Los registros penitenciarios no indican si tiene un abogado que pueda hablar en su nombre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.