Un hombre está internado en terapia intensiva rehén de un pelea burocrática

LA NACION

Alejandro Chessari, un abogado de 41 años que se desempeña como funcionario judicial en Lomas de Zamora, estaba de vacaciones en Mar de las Pampas junto con su mujer y su suegro cuando sufrió un cuadro de muerte súbita. A pesar de que lograron reanimarlo a tiempo, Chessari tiene secuelas neurológicas y, desde hace más de un mes, está internado en terapia intensiva a la espera de un traslado al instituto Fleni, para iniciar la rehabilitación.

Su familia intenta dar visibilidad al caso en una búsqueda desesperada para que Chessari sea derivado cuanto antes, dado que su patología, un cuatro hipnótico agudo, requiere de una terapia conocida como "técnica del despertar", que se hace únicamente en el reconocido instituto neurológico. Sin embargo, como Chessari tiene IOMA, la obra social de los estatales, no obtiene una cama en ese centro de salud especializado.

Tal como indicó Noelia Chessari, su hermana, a LA NACION, el paciente se encuentra internado desde hace un mes en la Clínica Montegrande, colonizado por una súperbacteria que le inhibe el tratamiento antibiótico. Este cuadro, complejiza su patología y lo pone en riesgo de muerte. "Mi hermano es rehén en una situación pública-privada, mientras se está muriendo", acusó.

"Él está vigil, pero con mínimo contenido de consciencia. Respira por sus propios medios, deglute y abre los ojos y tiene movimientos. El Dr. Ramón Carlos Leiguarda, quien se desempeño como presidente del Fleni por 15 años, al ver la resonancia magnética dijo que mi hermano tiene posibilidades de salir adelante con el tratamiento del Instituto", dijo.

Después de varias peleas burocráticas e intentos fallidos, la familia recurrió a la Justicia. Este miércoles, el juez de Familia Nro 9 de Lomas de Zamora, Esteban Félix García Martínez, ordenó a IOMA que "en un plazo de 24 horas" traslade al paciente al ese centro de salud "por resultar acorde a su patología, estado de salud y nivel de complejidad que precisa para su recuperación neurológica y motriz".

A pesar de la intimación judicial, los directivos de ambas instituciones se reunieron esta tarde con la esposa de Chessari e indicaron que mañana se realizará un "ateneo médico" para evaluar si el caso del abogado es rehabilitable o no. "Ahora esa es la excusa que ponen, cuando ya varios especialistas indicaron que necesita ser rehabilitado. Extraoficialmente te lo dicen, IOMA autoriza pero después no paga", denunció Chessari.

El Fleni es el único instituto del país que cuenta con la "técnica del despertar" indicada para casos como el de Chessari.

El abogado es graduado en la UBA, tiene dos posgrados en derecho y desde los 18 años que se desempeña en un Tribunal de Familia de Lomas de Zamora, donde ingresó como meritorio.