Un hombre le debe a Hawái más de $600.000 por matar langostinos

·3  min de lectura
SYDNEY, NSW - 25 DE ENERO: Un langostino cocina en una barbacoa el 24 de enero de 2006 en Sydney, Australia. El comediante australiano Paul
SYDNEY, NSW - 25 DE ENERO: Un langostino cocina en una barbacoa el 24 de enero de 2006 en Sydney, Australia. El comediante australiano Paul

Un hombre le debe a Hawai más de $600.000 después de matar 6.250 langostinos de Tahití con veneno para hormigas.

Wayne Keaulana Spatz, de 54 años, recibió una multa de $100 por cada langostino que mató en el estado de Hawái.

Las criaturas se parecen a los camarones grandes y algunas especies son comestibles.

Según Associated Press, Spatz debe un total de $633.840 al estado por matar a las criaturas. Las multas incluyen sanciones adicionales por el pago de horas extra otorgadas al personal que tenía la tarea de recopilar pruebas en su contra.

La multa es la más grande jamás otorgada a alguien por violar las leyes de recursos acuáticos del estado, según funcionarios estatales.

“Durante la semana pasada, hemos recibido informes adicionales de personas que usan pesticidas o químicos usados en pesticidas para envenenar corrientes con el único propósito de recolectar langostinos para venderlos para consumo humano”, dijo la presidenta del departamento de vida silvestre, Suzanne Case, en un comunicado. "Es ilegal, despreciable y moralmente indefendible y cualquiera que sea capturado será procesado con todo el peso de la ley".

Los funcionarios estatales dijeron que se enteraron de las matanzas masivas de langostinos a través de un aviso anónimo en julio.

Leer más: Aerolíneas estadounidenses pueden comenzar a pesar a los pasajeros

El informante aparentemente vio a Spatz vertiendo veneno en el arroyo Paheehee en North Hilo.

Las muestras de suelo y vida marina muerta dieron positivo en bifentrina, que es un ingrediente activo utilizado en repelentes de insectos, según los funcionarios.

“El uso ilegal y poco ético de estos pesticidas en los arroyos ha demostrado causar efectos extremadamente dañinos y duraderos a todos los animales acuáticos, nativos y no nativos,” precisó un funcionario estatal.

“Estos pesticidas son altamente tóxicos para todos los animales acuáticos y resultan en un extenso tiempo de recuperación, particularmente para la vida nativa y endémica de los arroyos. Normalmente, las especies invasoras y no autóctonas son las primeras en repoblar estos arroyos afectados. Por lo tanto, este tipo de actividades pueden alterar severamente las condiciones biológicas naturales y la salud general del ecosistema del arroyo”, confirmó un funcionario en un comunicado.

Según el Honolulu Star, los funcionarios dicen que es poco probable que Spatz pueda pagar las multas. Dijeron que no tenía una dirección conocida y que no pudieron contactarlo con respecto a la multa.

Las autoridades estatales advirtieron a los residentes que no comieran langostinos de Tahití de agua dulce si no estaban seguros de su origen, ya que se han documentado otros casos de personas que usan pesticidas para matar a las criaturas con el fin de venderlas como alimentos.

Case elogió a los funcionarios que rastrearon el incidente y dijo que esperaba que la multa sirviera de disuasión para futuros posibles envenenadores.

"La acción envía un mensaje fuerte y claro a cualquier otra persona que esté poniendo en peligro la salud de las personas y matando la vida en nuestras corrientes", señaló.

Dijo que desde que se emitió la multa contra Spatz, su departamento había recibido llamadas que informaban sobre otros casos de envenenamientos en las corrientes de Hawái.

Relacionados

Hawái se convierte en el segundo estado en introducir el pasaporte de la vacuna Covid

Mark Zuckerberg compra otros 600 acres de Hawái y promete “conservarlos”

Hawái es el primer estado de Estados Unidos que se declara en emergencia climática

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.