Un hombre de Florida es acusado de 1200 cargos de agresión sexual a una menor

·2  min de lectura

Un hombre de Florida fue acusado de 1.200 cargos de agresión sexual e incesto con una menor.

Los fiscales acusaron a Robert Cota, de 31 años, de Pensacola, de 600 cargos de agresión sexual a una víctima de entre 12 y 18 años, y más de 600 cargos de incesto que supuestamente ocurrieron en los últimos seis años.

Según WEAR-TV, Cota fue detenido después de que un pastor local avisara a los agentes de su comportamiento inusual. El pastor afirma que Cota se le acercó el domingo y se quejó de “una de las creencias” del libro de directrices de la iglesia. Cota supuestamente señaló la palabra “incesto”.

El pastor declaró a la emisora de noticias que siguió hablando con Cota y que finalmente le recomendó que se entregara a la policía. Según el pastor, le dijo a Cota que “lo que estaba haciendo no era correcto y que tenía que reportarse a las autoridades”.

Tras la conversación, el pastor facilitó los datos de Cota a la oficina del sheriff del condado de Escambia. La iglesia fotografía a todos los posibles miembros y recoge sus datos de contacto. El pastor facilitó esos datos a la policía.

Según los registros policiales, los investigadores hablaron con la víctima, que les aseguró haber tenido encuentros sexuales con Cota desde que tenía siete años, y que los encuentros se habían producido durante unos tres años. La niña declaró a la policía que Cota había justificado los actos diciendo que era una forma de mostrar afecto.

La edad de la niña no aparece en los reportes de detención

La relación supuestamente abusiva de Cota con la víctima lo ha metido en problemas en el pasado. En septiembre de 2020, Cota fue detenido por agresión con agravantes y violencia doméstica tras apuntar a la víctima con una pistola. La amenaza fue una respuesta a la madre de la víctima, que se había enfrentado a Cota por los abusos sexuales. Tras el incidente, la policía comenzó a investigar la supuesta relación incestuosa de Cota con la víctima.

La policía expresó que tanto Cota como la víctima hablaron de la relación sexual con la madre, pero que más tarde se retractaron de sus declaraciones. Sin embargo, Cota declaró a los agentes que “no le sorprendía” que se le acusara de incesto.

Cota ingresó en la cárcel del condado de Escambia el domingo por la noche, y su fianza quedó fijada en US$3 millones.                        

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Paciente en una clínica dental termina frustrando un asalto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.