Hombre escapa sin pagar la cuenta tras invitar a mujeres a cenar vía Tinder

Ivan Del Muro

Hombre escapa sin pagar la cuenta tras invitar a mujeres a cenar vía Tinder

Si pensabas que las personas que llegan tarde, que no se visten bien o que no mantienen una buena higiene en general, eran los peores enemigos de los solteros en busca de pareja… pensabas mal. Resulta que hay un nuevo método de abuso romántico y sí, está asociado con las citas hechas vía App y no, no involucra ningún tipo de violencia de género. Resulta que hay un hombre en Los Ángeles, California, que ha estado invitando a mujeres a salir a cenar y, a la mitad de la cita, él y su barriga llena, las dejan abandonadas en el restaurante con la cuenta.

Así que, esta persona, que ha usado Tinder, pero parece preferir Bumble, para encontrar a sus financiadoras de cenas fancy, invita a las mujeres a cenar, llega a tiempo, platica con ellas, ordena cantidades de comida singularmente alegres y parece llevar la cita de manera normal, como cualquier otro de nosotros, los anormales y foreveralones que populamos éstos servicios. Sin embargo, después de haber platicado un rato y casi haber terminado su delicado menú gourmet, que al menos en una ocasión incluyó “una copa de pinot, una ensalada César con guarnición de camarones y un filete con papa al horno”, anuncia que debe ir a atender una llamada ―aparentemente en su casa― y a diferencia del mesero con la cuenta, jamás regresa a la mesa.

Según reportes de diversas usuarias, Paul Gonzales, el nombre que utiliza en Bumble este abusivo ―que en otra época no dominada por la corrección política hubiera sido denominado por otras personas, no por nosotros, jamás por nosotros, como leyenda― de las citas vía app, ha aplicado éste embauco en varias ocasiones en la zona de Los Ángeles, entre el verano de 2016 y febrero de 2017. Y, según las autoridades locales, el hombre, que también utiliza los alias Dave Gonzales y Toni Azini, fue visto escapando de una estética el verano pasado, después de recibir un corte de cabello. Y sí, hay varias órdenes de aprehensión en su contra, así que, esperamos que la próxima vez que salga con alguien, su velada involucre el uso de un par de esposas metálicas y un garrote… if you know what I mean.

Noticias Relacionadas