Un hombre que escapó del genocidio de Ruanda encuentra la paz fotografiando ardillas

En 1990, NIKI COLEMONT tenía 4 años cuando él y su hermana llegaron a Bélgica como refugiados.