Cuatro muertos en un ataque con cuchillo en la Prefectura de Policía de París

Agencias

Francia ha vuelto a revivir el horror. A primera hora de la tarde de este jueves un individuo de unos 45 años, nacido en Fort-de-France, las Antillas francesas, que se había convertido al islam hace dieciocho meses, ha asesinado a puñaladas a cuatro agentes en la Prefectura de policía de París. Con su ataque ha golpeado, de nuevo, el corazón histórico de la capital, a doscientos metros de la catedral de Notre-Dame.

La fiscalía del Estado ha iniciado una primera investigación por homicidio voluntario y homicidio cometido contra representantes de la autoridad pública. Sin embargo, a última hora de la tarde se evalúa la posibilidad de trasladar o no trasladar el caso a la fiscalía anti terrorista. Esto se debe a que, según la cadena BFMTV, el asesino se habría convertido al islam hace año y medio. Tras el registro de su domicilio, en Gonesse, en la periferia este de París, la policía ha detenido a su esposa, sospechosa en un grado que todavía no ha trascendido.

El secretario regional del sindicato Alliance Police Nationale, Loïc Travers, ha comunicado a la prensa que el autor del ataque, un trabajador del personal administrativo con más de 20 años de experiencia, ha sido abatido por otro policía con un arma automática. Según ha explicado Travers en declaraciones recogidas por la agencia la agencia Efe, el agresor comenzó el ataque en su propio despacho, tras lo cual salió y continuó la agresión en las dependencias de la Prefectura.

Para perpetrar el ataque, el hombre ha usado un cuchillo de cerámica para burlar los controles de acceso al establecimiento y, por lo tanto, se trata de un ataque con grado de premeditación. La fiscalía ha informado de que ha procedido a detener a la mujer del presunto autor de los hechos.

Sigue leyendo en El HuffPost