Un hombre cambió de género para lograr la tenencia compartida de sus hija

·3  min de lectura
Eduarda Becerra forma parte de agrupación Padres de Río Negro y Neuquén.
La Mañana de Neuquén

Un hombre de Neuquén acusado de violencia y abuso sexual tomó una decisión extrema con el fin de obtener la tenencia compartida de su hija. Decidió cambiarse el género en medio de una batalla legal con su expareja, a quien acusa por denuncias “falsas” en su contra.

Eduardo Becerra, que ahora se llama “Eduarda”, espera que la medida lo acerque más a su hija y lo saque del “estado de indefensión” en el que dice encontrarse” al ser varón. Según consignó La Mañana de Neuquén, el hombre ya recibió el nuevo documento de identidad con un género femenino.

En declaraciones al medio provincial, Becerra consignó que no se trata de una autopercepción sino de una medida que adoptó, luego de padecer distintos “hechos de violencia” y al concluir que “como varón tenía agotados todos los recursos”, frente a las denuncias de su expareja.

“La Justicia hacia la mujer es ciega. Si ella denuncia, al hombre lo detienen y puede quedar detenido o con tobillera, la mujer no necesita decir ni la hora ni el día del hecho de violencia por la nueva ley de género”, se quejó en declaraciones a LM Neuquén.

Becerra contó que pudo ver a su hija de cuatro años solo tres veces en los últimos diez meses. Criticó la decisión de la Justicia de impedirle verla en distintos momentos, luego de la separación con su exmujer. Y rebate los argumentos en su contra. Dijo que las presentaciones por violencia e incluso abuso sexual están infundadas y persiguen el único objetivo de alejarlo de su hija.

De hecho, señaló que llegó a poner cámaras en su casa durante un tiempo y a filmar las interacciones con su hija para tener pruebas a su favor. “Ya no se qué hacer la próxima que vea a mi hija, qué decirle, si debería despedirme o no, porque yo la veo y sé que al día siguiente voy a tener una nueva denuncia. No te puedo explicar lo que se siente recibir una denuncia por abuso, colma todo, te destruye el alma”, afirmó.

Becerra forma parte de la agrupación Padres de Río Negro y Neuquén, una organización de hombres que le exige a la Justicia investigaciones sobre cada padre antes de prohibir vínculos con sus hijos o poner restricciones. La organización busca que se judicialicen también las denuncias falsas.

“Ante la desesperación de perder un hijo, hago cualquier cosa. Si me decís que pisando la Luna puedo volver a ver a mi hija, en este momento estaría construyendo un cohete. Uno hace lo imposible porque es una situación muy desesperante”, sostuvo.

Becerra consideró que la nueva ley de género “no está mal”, aunque señaló que “está siendo pésimamente usada”. No está completamente seguro, según admitió, que la medida lo acerque más a su hija. “A uno lo dejan en total estado de indefensión por ser varón”, insistió.

Y profundizó: “Por lo menos, el día de mañana mi hija va a ver que papá hasta cambió de género con tal de tener la posibilidad de volverla a ver”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.